La pareja que arrojó a su bebé al río rechaza declarar

ALBERTO ABASCAL
-

S.O.G., de 23 años, y D.M.D., de 29, comparecieron ayer ante el magistrado después de que el Instituto de Toxicología determinara que la pequeña había nacido ya muerta · El caso podría derivar en posible delito de aborto y no se descarta su archivo

Imagen de archivo de la comparecencia de los investigados en febrero ante el juez. - Foto: SARA MUNIOSGUREN

S.O.G., de 23 años, y D.M.D., de 29, los padres de la niña recién nacida que apareció el domingo 9 de febrero en una bolsa de viaje en el fondo del río Carrión a su paso por la localidad de Husillos, se acogieron ayer a su derecho constitucional de no declarar ante el titular del juzgado de instrucción número 7 encargado de tramitar esta causa, según informaron a Diario Palentino fuentes judiciales.
La pareja compareció de nuevo ante el juez después de que a comienzos de junio el instructor dictara sendos autos de puesta en libertad para ambos a tenor del informe elaborado por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, con sede en Madrid, que determinó que tras realizarse la autopsia en el cadáver del bebé no habían aparecido signos de entrada de aire en los pulmones, de lo que se podría deducir que la pequeña ya nació muerta.
 El Ministerio Fiscal, entre tanto, ha decidido solicitar nuevas diligencias para un procedimiento que está calificado como secreto.
El magistrado dictó la puesta en libertad para la pareja al argumentar que tras verificar el contenido y la conclusión de dicho informe, la calificación provisional de los hechos por los que fueron inicialmente investigados y por los que ingresaron en prisión comunicada y sin fianza el 11 de febrero «decaía». Además, el togado consideró que en el caso de ambos jóvenes no había riesgo de fuga.
Hay que recordar que la pareja estaba inicialmente en calidad de investigada por un delito de asesinato, tal y como había solicitado la Fiscalía a tenor del informe forense preliminar, que inicialmente consideró que la niña podría haber nacido viva. Según la información aportada a este periódico y a expensas de las nuevas indagatorias que pudieran practicarle, este procedimiento podría derivar en un caso de supuesto delito de aborto o incluso se podría adoptar el sobreseimiento del mismo ante la falta de pruebas para la comisión de un delito.
La pareja fue detenida el domingo 9 de febrero cuando acudió al centro de Salud de La Puebla. Desde allí se dio aviso al Centro de Mando Comunicación y Control de la Comisaría Provincial de que estaban atendiendo a una joven que manifestaba haber dado a luz, aunque decía desconocer dónde se encontraba el bebé. Los agentes de policía iniciaron la búsqueda del mismo al tiempo que se realizaban gestiones para paralizar la recogida de basuras en la zona, e incluso buscaron en el monte El Viejo. 
Finalmente, y tras ser nuevamente interrogada por la Policía, la pareja manifestó que el parto se había el 28 de enero y que tras el mismo arrojó al bebé al río Carrión en un paraje cercano a Husillos.