Un lugar mágico con alternativas reales

DP
-

Diputación propone una oferta que incluye paisajes, románico, la ruta de los pantanos, senderos, pueblos con encanto, enclaves geológicos y el Aguilar Film Internacional Festival

Un lugar mágico con alternativas reales

Con el objetivo centrado en el puente del 6 al 9 de diciembre, fines de semana y vacaciones navideñas, Diputación realiza una propuesta turística de varias rutas por la Montaña Palentina. En ese sentido ofrece visitas a municipios de gran belleza como Canduela, Aguilar de Campoo, Revilla de Pomar, Olleros de Pisuerga, Mave, Barruelo , Brañosera, Salinas de Pisuerga, San Cebrián de Mudá, Cervera de Pisuerga, Guardo, y Velilla del Río Carrión.
Como epicentro del turismo, se propone durante las próximas fechas a Aguilar la localidad galletera que durante el puente de diciembre, del 3 al 8, celebra un evento cultural de carácter internacional, el Aguilar Film Festival. El certamen cumple este año su trigésimo primera edición para hacer los honores al séptimo arte, y en concreto, al mundo del cortometraje.
Desde la institución provincial se considera que la Montaña Palentina es «un lugar mágico» donde nacen ríos como el Carrión o el Pisuerga, que dejan reposar sus aguas en los embalses de Camporredondo, Compuerto, Requejada y Ruesga. A su vez destaca las cimas de más de dos mil metros, con picos como el Curavacas, el Espigüete o Peña Prieta; las rutas de senderismo por bosques encantados como la Tejada de Tosande; lagos y cascadas como Mazobre o el espacio natural de Covalagua; y el territorio geológico con valoración internacional de Las Tuerces, el Cañón de La Horadada o la Cueva de los Franceses, enclavados en el Geoparque Mundial Unesco Las Loras.
En este enclave se sitúa la Cueva de los Franceses, propiedad de la Diputación, una formación kárstica, con un recorrido visitable de unos quinientos metros, donde se contemplan estalactitas, estalagmitas y coladas, que el tiempo y el agua han creado bajo el suelo del Páramo de La Lora, donde se sitúa el menhir de Canto Hito, el Pozo de los Lobos o el Mirador de Valcabado.
También se cita como una cita obligada de visita en la Montaña palentina enclaves naturales como el Valle de Pineda, la Cueva del Cobre, la ruta del Oso o el Roblón de Estalaya con una amplia red de senderos. Una de esta rutas unida al arte es la denominada Senda de Ursi, un homenaje a este escultor palentino que tallaba olmos secos centenarios, con 31 obras de arte a lo largo de su recorrido, lo que supone un gran museo al aire libre.
románico. La Montaña zona atesora además una de las concentraciones de románico más significativas y antiguas de Europa y por tanto del mundo conformada por pequeñas iglesias de concejo que han sobrevivido al paso de los siglos y que salpican sendas y caminos. Para acceder a este territorio, para guiar al viajero en su recorrido, la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico creó el centro expositivo Rom: románico y territorio, ubicado en el Monasterio de Santa María la Real de Aguilar. El centro constituye la puerta de entrada a este País Románico, poblado de templos, monasterios, leyendas e historias que asaltan a cada paso y cada camino.
En la zona está además la iglesia rupestre de los Santos Justo y Pastor en Olleros de Pisuerga, un templo rupestre que presenta la excepcionalidad de plasmar los volúmenes románicos en la propia roca, singularidad para nada habitual que la convierte en una joya única. Además de su esencia románica conserva pinturas murales. Para poder regresar al Medievo el lugar más adecuado es el Monasterio cisterciense de San Andrés de Arroyo, fundado en el siglo XII.