scorecardresearch

García-Gallardo avanza más controles en las granjas

SPC
-

El vicepresidente sostiene que la normativa permite que no se sacrifiquen todas las vacas por una infectada

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, preside la toma de posesión del nuevo viceconsejero de Dinamización Industrial y Laboral, Óscar Villanueva Manzanares. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, avanzó hoy más controles y con mayor frecuencia en las explotaciones ganaderas de la Comunidad y rechazó "matar moscas a cañonazos" ante los casos de tuberculosis bovina surgidos en la cabaña de León.

En declaraciones previas al acto de toma de posesión del viceconsejero de Dinamización Industrial y Laboral, Óscar Villanueva, García-Gallardo sostuvo que la normativa europea permite una horquilla de soluciones ante un positivo y añadió que no necesariamente pasa por sacrificar todas las reses cuando una está enferma.

Así, defendió que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, que dirige Gerardo Dueñas, se mueve en los margenes que permite la ley y señaló que se trata de "arrimar el hombro" en defensa de los ganaderos, por lo que rechazó que con esa posición se flexibilice la norma europea en la Comunidad.

"La normativa permite una horquilla soluciones, que no implica que una vaca que esté infectada haya que matar resto", argumentó, para a continuación avanzar que habrá mayores controles, más frecuentes y adicionales porque no solo serán epidemiológicos, pero indicó que siempre bajo el principio de proporcionalidad.

El primer foco se detectó hace unas semanas en una explotación ganadera situada en Lario (León), en la que se produjo un positivo de entre las 141 cabezas de vacas. La posición de la Consejería ha sido no sacrificar toda la cabaña ganadera.