scorecardresearch

+Chopo urge que la CHD permita plantaciones en las riberas

Rubén Abad
-

La nueva propuesta del organismo de cuenca «permitirá compatibilizar» las choperas con la protección de los ecosistemas y su mantenimiento como corredores ecológicos, según Danés

+Chopos urge que la CHD permita plantaciones en las riberas

La Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León, la Confederación de Organizaciones de Silvicultores de España y la Asociación de Fabricantes de Tablero Contrachapado, unidos en el colectivo +Chopo ¡Sí!, se reunieron ayer en Valladolid con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para exigir a su presidenta, Cristina Danés, que desista en la prohibición de la plantación de choperas en dominio público hidráulico cartográfico. 


La plataforma, a la que también se han sumado ayuntamientos como los de  Saldaña, Quintanilla Onsoña, Renedo de la Vega,  Poza de la Vega, La Serna, Carrión de los Condes, Nogal de las Huertas, Manquillos y Husillos, califica como «inexplicable» el actual planteamiento del organismo de cuenca que, a su juicio, «perjudica» el desarrollo rural  y «va en contra» del resto de organismo del Ministerio para la Transición Ecológica.


Consideran que prohibir plantar chopos en las zonas ribereñas constituye un «claro agravio comparativo» para los territorios choperos que, en el caso de Palencia, se traduce en más de medio millar de empleados y unas 1.500 hectáreas (de las 3.000 totales) en los pueblos regados por las aguas del río Carrión. Una situación de la que vienen alertando los alcaldes de estos pueblos, que se juegan en su conjunto del orden de siete millones de euros al año de beneficios.


En paralelo, los alcaldes defienden que los chopos «laminan avenidas y retienen distintos materiales durante las inundaciones, funcionan como corredores ecológicos, protegen frente a vientos dominantes y tienen un gran valor cultural, recreativo y paisajístico».


REIVINDICACIONES

En palabras de +Chopos ¡Sí!, la prohibición de la CHD«no está basada en sólidos informes técnicos» y «no cuenta» con el apoyo de otras confederaciones como la del Miño-Sil o Ebro. Considera, por tanto, que el argumento de la inundabilidad «no se sostiene», al ser las choperas, según manifiestan, un territorio «perfectamente adaptado» a los episodios de inundación y con «impacto positivo» en los mismos.


Con todos los datos sobre la mesa, exigen a la CHD que permita las plantaciones a partir de las bandas de cinto metros -tal y como se ha interpretado hasta 2019-, al Miteco que intervenga y a los afectados permanecer unidos para frenar una medida «totalmente injusta». «Debemos luchar contra la España vaciada, que una vez más recibe un duro e indiscriminado golpe», sentenció el colectivo. 


PLANTACIÓN Y PROTECCIÓN

Según Danés, la nueva propuesta  que ahora hay sobre la mesa «permitirá compatibilizar» las plantaciones de choperas con la protección de los ecosistemas y su mantenimiento como corredores ecológicos. Un trabajo que se está realizando en el marco del proceso de participación pública del nuevo Plan Hidrológico 2022-2027, y que supone flexibilizar la prohibición total recogida en el actual plan, aprobado por el anterior Gobierno en 2016.


«Se han establecido criterios comunes para homogeneizar el tratamiento de plantaciones y cultivos en toda España, en consonancia con las garantías ambientales», señaló Danés. 


De forma general, el borrador permitirá plantaciones sobre espacios donde ya existen chopos y se cumplen los criterios de distancias mínimas a los cauces de aguas bajas, dejando libre el corredor ecológico principal del río y haciendo compatible el uso del suelo de dominio público hidráulico con el desarrollo de la economía rural. 


Fuera del dominio público hidráulico, autoriza plantaciones de chopo de producción en los 100 metros correspondientes a la zona de policía. En el resto del territorio, la política forestal es competencia de la Junta.