Sánchez culpa a la oposición del bloqueo político

Agencias
-

El presidente del Gobierno en funciones rechaza que la responsabilidad deba caer exclusivamente sobre él y pide abiertamente "una mayoría de la población más rotunda" en las próximas elecciones para evitar la situación de estos meses

Sánchez se enfrenta a su posible último Pleno del Congreso - Foto: JAVIER BARBANCHO

El jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, ha subrayado hoy que espera que el PSOE logre el 10 de noviembre una mayoría "rotunda" que "impida" a los otros tres grandes partidos, PP, Cs y Unidas Podemos, "bloquear" la formación de Gobierno.
Un día después de que la falta de acuerdo de los partidos llevase al Rey a no proponer de nuevo candidato a la investidura, con lo que el país se ve abocado a nuevas elecciones, Sánchez y el líder del PP, Pablo Casado, han tenido un bronco cara a cara con discursos que ya miran a la próxima cita con las urnas.
Casado ha arremetido contra Sánchez al señalar que el líder socialista sólo puede ofrecer la "incapacidad más fatua", la "inacción más solemne" y la "nada cosiforme". Y le ha acusado de haber jugado estos cinco meses con los españoles porque quiso desde el primer momento elecciones.
Sánchez ha culpado del bloqueo político a la "falta de sentido de Estado" de Casado, la "irresponsabilidad" del presidente de Cs, Albert Rivera, y el "dogmatismo" del líder de Podemos, Pablo Iglesias. El jefe del Ejecutivo en funciones ha insistido por eso en que espera lograr esa mayoría rotunda el 10 de noviembre, mientras que Casado también ha apuntado a esa cita para señalar que el PP estará "a la altura" para poder "recuperar el rumbo de una nación" que a Sánchez "le queda grande".
"Para este viaje no hacían falta alforjas", le ha dicho Casado a Sánchez, a quien ha reprochado su "soberbia" y el "cerrojazo" de medio año que ha vivido el país, en el que solo han salido adelante "decretos de uso electoralista".
Entre abucheos de la bancada popular ha asegurado Sánchez que ha intentado la investidura y ha acusado a las otras tres grandes fuerzas de haber "bloqueado  la formación del único gobierno posible".
Y a Casado le ha reprochado no haber "asumido su responsabilidad con sentido de Estado" y haber permitido un Gobierno en un momento como éste con retos como el enfriamiento de la economía, el Brexit o la próxima sentencia del procés.
"Cuando están en la oposición no reconocen la legitimidad del PSOE para gobernar", ha lamentado Sánchez dirigiéndose a los populares, antes de concluir una intervención en la que ha insistido en que el próximo 10 de noviembre espera una mayoría más rotunda para el PSOE para impedir al resto que bloqueen.

Por su parte, el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha señalado en una entrevista en TVE, que ante una repetición electoral en noviembre sería "una burla" insistir en la fórmula de una coalición de gobierno que exige Podemos. "La experiencia y el fracaso tiene que servir para algo, si se plantea intentar aquello sobre lo que fracasamos, es un error", ha señalado el dirigente socialista. "Parece una burla, para hacer lo que ya podríamos haber hecho, no hay que intentarlo", ha añadido. 
"Vamos a un escenario distinto. En función de lo que planteen los ciudadanos, nosotros nos ajustaremos al mandato. Según lo que digan, trataremos de respetar eso", ha dicho, al ser preguntado si descartaba un acercamiento Podemos. Por ello, pide que los partidos asuman los resultados de una posible repetición electoral, ya que considera que no se han respetado los comicios del pasado mes de abril. "Interpretaremos adecuadamente lo que nos diga la ciudadanía", ha insistido. 
 

Reunión con la Ejecutiva Federal

El PSOE reúne mañana a su Ejecutiva Federal para analizar el escenario que se abre con la repetición electoral el próximo 10 de noviembre tras fracasar las negociaciones para la investidura y constatar el jefe del Estado que ningún candidato contaba con los apoyos necesarios.
Según fuentes socialistas, la Comisión Ejecutiva, presidida por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reunirá a las 10,30 horas con el propósito de analizar la situación política del país y preparar al partido de cara a las elecciones.
Con este encuentro, el PSOE comienza la movilización de dirigentes y militantes de cara al 10N, elecciones en las que algunos sondeos prevén un crecimiento de la abstención.
La última Ejecutiva Federal tuvo lugar el pasado 2 de septiembre. En esa reunión, Sánchez trasladó a la dirección socialista el acuerdo programático (las 370 medidas) para formar gobierno, documento que finalmente no logró el apoyo de Unidas Podemos ni el desbloqueo de la investidura.