Ofertan un millón de euros por recoger el papel y el cartón

Carlos H. Sanz
-

El Ayuntamiento aprueba los pliegos para la contratación de este servicio ante la caída a mínimos del precio de estos residuos

El Ayuntamiento ofrecer 17.596 euros al mes por el cartón

Casi un millón de euros, 959.823,92 para ser exactos, es la cantidad que el Ayuntamiento está dispuesto a pagar a la empresa que se haga cargo del servicio de recogida y transporte de papel y cartón, el que se deposita en los 350 contenedores azules que hay repartidos a lo largo y ancho de la ciudad.
Así consta en el pliego de condiciones que regirá el concurso público que permitirá elegir a la empresa que asuma un servicio que ha sido noticia desde que el pasado 1 de diciembre se hiciese efectiva la renuncia de la anterior adjudicataria, Gerepal Alipio Antolín, por la caída del precio del papel y el cartón, y, sobre todo, por la tardanza del Consistorio en licitar un nuevo contrato, lo que llenó la ciudad de papeles y cartones durante la segunda semana de diciembre.
Aquella imagen de contenedores abarrotados y embajales sobre aceras y calzadas movió a la concejalía de Medio Ambiente a iniciar el expediente para la selección de una nueva empresa, mientras el Ayuntamiento contrataba la recogida con Contenedores Castro por 23.000 euros al mes, un acuerdo que el PSOE consideró que no se ajustaba a la Ley de Contratos Públicos y llevó a la Fiscalía.
Ahora, el Ayuntamiento fija las bases de la contratación de este servicio durante cuatro anualidades, por las que está dispuesto a pagar 179.966,98 euros este año, 239.955,98 en 2021, 2022 y 2023; y 59.988,99 euros para los primeros meses de 2024. En total, 959.823,92 euros, IVAincluido, y sin posibilidad de prórrogas.
Para diseñar esta oferta, la concejalía de Medio Ambiente ha tenido en cuenta la evolución del precio de papel para reciclar desde diciembre de 2015, el cual ha padecido una consante caída desde que en verano de 2017 alcanzó su precio máximo en casi 140 euros por tonelada. Desde marzo de 2018, el precio bajó a 40 euros por tonelada y en febrero de 2019 comenzó un leve descenso hasta bajar por debajo de los 10 euros en noviembre pasado, el más bajo en mucho tiempo. 
El Ayuntamiento licitó en 2012 el contrato de recogida de papel y cartón por un plazo de ejecución de cuatro años con la opción de dos prórrogas de un año. Gerepal ganó el concurso público y firmó el 6 de marzo de 2013. Un mes más tarde, empezó a prestar este servicio.
A cambio de la recogida y transporte del papel y cartón de los 350 contenedores azules que hay repartidos en la ciudad, así como de la destrucción de los documentos del Ayuntamiento, Gerepal cobraba 6.100 euros (más IVA) al año, además de ingresar los beneficios del reciclaje de toneladas y tonaladas de este material. Según los cálculos del Ayuntamiento, el contrato estaba valorado en 222.444,8 euros.
Este sistema era muy rentable para las arcas municipales pero la caída del precio del papel ha hecho que un servicio que apenas costaba dinero al Ayuntamiento, pase a exigir el gasto de casi un millón de euros en cuatro años. 
De esta forma, mientras que en el anterior contrato el coste de la prestación del servicio se venía sufragando con la venta del papel y el cartón recogidos, sin que el Ayuntamiento tuviera que desembolsar cantidad económica alguna. Como han caído a mínimos históricos, ahora toca desembolsar una importante cantidad por este servicio.
criterios de adjudicación. Los principales criterios que seguirá el Ayuntamiento a la hora de adjudicar este contrato serán dos. Por una parte, los objetivos, en los que otorgará hasta 20 puntos, la oferta económica presentada por los licitadores; otros 20 en función de la capacidad de refuerzo del servicio tanto en medios humanos como materiales para hacer frente a un volumen alto de trabajo en fechas selañadas; y 15 puntos en función de la mayor cantidad de toneladas recogidas de los contenedores azules.
Y, a continuación, repartirá otros 45 puntos según el planteamiento del servicio en cuestiones como rutas y trabajos a desarrollar (15); los medios materiales técnicos que utilizará la empresa para la puesta en marcha del servicio (10) y el control tecnológico de este, valorando la existencia de una aplicación web y diversas herramientas informáticas que permitan el control de la ejecución del contrato (20).
Además, el Ayuntamiento avisa de que «dadas las características del servicio, no se prevé la revisión de los precios marcados», una cuestión importante que deberán tener en cuanta a la hora de presentar su oferta.