scorecardresearch

La jubilación de 600 médicos de Sacyl pone en jaque al sistema

SPC
-

Las facultativos de Medicina de Familia, los más numerosos, se han reducido en tres años y las previsiones anticipan que será «muy difícil» compensar su salida del servicio

Imagen de archivo de un médico pasando una consulta en un centro de salud de Burgos. - Foto: Luis López Araico

El sistema sanitario castellano y leonés corre el riesgo de colapsar ante la falta de profesionales que se augura para el próximo lustro, cuando la sanidad pública autonómica perderá unos 603 médicos porque alcanzarán los 70 años, el límite para continuar en activo. Un grupo que ha prolongado su actividad y ha logrado evitar «un desastre», si bien su salida, junto a los que alcancen la edad de jubilación, pondrá en «peligro» la viabilidad del sistema de salud. Esta voz de alerta fue lanzada ayer por el presidente del Consejo de Colegios de Médicos de la Comunidad, José Luis Díaz Villarig, durante la presentación del estudio 'Demografía médica de Castilla y León (2019-2022), que presentó en un acto que reunió al consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, y al presidente de las Cortes, Carlos Pollán. Datos que llegaron justo el día después de conocerse que solo 74 de los 313 médicos que realizaron el MIR en Castilla y León han firmado contratos de tres años con Sacyl.

Por ello, desde el Colegio de Médicos pidieron una planificación «correcta» y un nuevo plan de ordenación de recursos humanos, que haga «atractivo» para los profesionales y «seguro y de calidad» para los pacientes. De esta forma, entienden que la percepción ciudadana de falta de profesionales se debe a la situación de Medicina de Familia y Comunitaria, que es la especialidad más numerosa con cerca del 30 por ciento de los facultativos y que ha sufrido una pérdida de diez efectivos por cada 100.000 habitantes en tres años, pasando de los 129 a los 119. Esto hace que se anticipen seis u ocho años en los que será «muy difícil» compensar la salida de médicos, hasta que las medidas adoptadas u otras surtan efecto.

El texto presentado ayer revela que la edad media de los médicos colegiados en Castilla y León es 53,4 años, una cifra que no ha cambiado en tres años, pero es una de las tres más elevadas de España, junto con Asturias y Aragón. Además, es la autonomía con más médicos con entre los 60 y los 70 años, con un 33 por ciento del total, frente al 23 de Madrid. Díaz Villarig remarcó que la pirámide que dibujan los médicos colegiados y en activo es invertida. 

Especialidades y reposición

 El estudio ofrece un mensaje de «esperanza» en relación a la ratio de reposición. Así, en el conjunto de la Comunidad ha mejorado, al pasar de un 0,74 al 0,99, lo que supondría que el aumento de plazas MIR y la fidelización podrían empezar a tener resultado. No obstante este indicador es «exiguo» al no acercarse al 1,3 mínimo que se considera necesario para que en «condiciones ideales» haya reposición. En riesgo por no alcanzar este valor están ocho especialidades, entre las que destaca Medicina de Familia con un 0,68, frente al 0,48 de hace tres años, lo que indicaría que solo se forma a la mitad de los que se jubilan. También tienen déficit de profesionales Geritaría (0,87), Cirugía Oral y Maxilofacial (0,67), Alergología (0,67), Análisis Clínicos (0,37), Medicina del Trabajo, Medicina Legal y Forense e Inmunología. 

Tras la presentación del informe, el consejero del ramo, AlejandroVázquez, aseguró que servirá a la Junta como una «herramienta» para conocer hacia «donde va» el futuro de algunas especialidades que son deficitarias, pero negó que el «futuro» del sistema sea «negro».