Tráfico adelanta la reactivación de la ORA

Carlos H. Sanz
-

El Ayuntamiento proyectaba retomar el servicio el día 7, pero asegura que existe «falta de rotación»

Tráfico adelanta la reactivación de la ORA - Foto: Sara Muniosguren

El Ayuntamiento transmitió ayer a la empresa concesionaria del servicio de la ORA  (Ordenanza Reguladora del Aparcamiento), más conocido como zona azul, el restablecimiento del mismo a partir del próximo lunes 1 de junio, «una vez comprobada la alta ocupación y falta de rotación en las últimas fechas», indicó la concejal de Tráfico, Carolina Gómez
Igualmente, el aparcamiento disuasorio de Estación de Pequeña volverá a ser de pago, «al objeto de dar respuesta a la demanda provocada por la progresiva desescalada en las condiciones de confinamiento y la vuelta a la actividad en muchos sectores, especialmente desde el pasado lunes con la entrada en vigor de la Fase 1», aclaró la edil, quien quiso recalcar que, al igual que sucedió con la suspensión, «la decisión de reanudar el servicio se basa en los datos concretos recabados por los responsables técnicos».
Con esta decisión, el Ayuntamiento adelanta la puesta en marcha de este servicio, que en principio estaba prevista para el 7 de junio, aunque no se descartaba retrasar el regreso del estacionamiento regulado hasta el día 15, tal y como explicó el alcalde de la ciudad, Mario Simón, a este periódico. 
La idea del Consistorio era ver cómo evoluciona la desescalada antes de reanudar la ORA, de forma que la concejalía de Tráfico recopilara datos sobre el impacto del nuevo escenario de desescalada en el tráfico. Aunque en principio estos datos se iban a estudiar la próxima semana, han bastado tres días al equipo de Gobierno para tomar la decisión de activar la zona azul para garantizar rotación de los vehículos en el centro y, sobre todo, en las inmediaciones de los centros de salud ante una demanda de aparcamientos elevada, según especificaron fuentes municipales. 
Cabe recordar que el 21 de marzo, tras un decreto de Alcaldía, el Ayuntamiento suspendió el servicio ORA en la capital. El Consistorio fue uno de los últimos de Castilla y León en tomar esta medida, que solo se adoptó tras las recomendaciones e instrucciones realizadas desde la Junta de Castilla y León.
Desde el Consistorio también se indicó a la empresa gestora la obligación de preparar las máquinas expendedoras, «mediante su exhaustiva limpieza y desinfección», indicó Gómez, así como la necesidad de un adecuado mantenimiento durante la jornada, «más allá de dotar a su personal de todas las medidas de protección individual y colectiva que precisen», agregó.