scorecardresearch

La provincia, tercera del país en resolver más ciberdelitos

J. Benito Iglesias
-

Los agentes especializados en cibercriminalidad de la Guardia Civil esclarecen un 40% por ciento de los casos

La provincia, tercera del país en resolver más ciberdelitos - Foto: Sara Muniosguren

La Guardia Civil ha superado los 177 años de vida y ayer, dos después de no poder conmemorar a su patrona, la Virgen del Pilar, lució sus mejores galas en el patio de la casa cuartel que además la sede de la Comandancia. Y lo hizo de forma mayoritaria con los integrantes del Cuerpo, sus familias y las autoridades militares, políticas, judiciales y civiles con un sol espléndido para acompañar la solemne celebración. 

En los discursos institucionales el subdelegado del Gobierno, Ángel Miguel, puso de manifiesto el «motivo de alegría» que suponía poder volver a honrar tras dos años de ausencia a la patrona del instituto armado el mismo día en que se celebra la fiesta nacional de España. «Lo hacemos con todas las cautelas necesarias y como un indicio de que nuestro país se sobrepone a la peor crisis sanitaria que ha sufrido el mundo en el último siglo. Esta pandemia ha revelado el valor de lo público, de los  servicios que son el corazón de la democracia y del Estado de Bienestar y, entre ellos, la política de seguridad, cuya fortaleza se ha mostrado como uno de los bienes públicos más importantes que existen. La Guardia Civil es una institución indispensable. La sobrecarga de  trabajo, duro y peligroso, durante este periodo crítico, ha puesto de manifiesto vuestra vocación de servicio, entrega, disciplina y lealtad, características de vuestros valores», concretó la primera autoridad civil de la provincia.

En el ámbito del trabajo diario de la Guardia Civil, el subdelegado del Gobierno aludió al «aumento imparable» de la ciberdelincuencia al suponer ya un 16% del total de los delitos penales del país. «Como dato positivo hay que destacar el alto  esclarecimiento por vuestra parte de un 40% de las acciones delictivas de este tipo , lo que nos permite actualmente ser la tercera provincia con mejor porcentaje a nivel nacional», expuso.

Ángel Miguel detalló que si en España en dos años la comisión de delitos de Internet y el ciberespacio ha aumentado un 32%, en Castilla y León se incrementó un 41% en solo un año, siendo la sexta comunidad autónoma más afectada de España, con más de 15.400, un  5% del total. «En nuestra provincia hemos pasado de 100 casos en 2011, a 330 en 2016, a 670 en 2019 y a 930 en 2020, lo que supone un 22% del total», precisó.

Por lo demás, incidió en la presencia constante en el territorio de los agentes del instituto armado para prevenir y en su caso contener la delincuencia. « Su trabajo consigue que la provincia sea de las más seguras de España.  Al margen de dos casos excepcionales y desgraciados de homicidio, abarcáis desde hurtos leves a robos con fuerza, generalmente efectuados por bandas itinerantes, habéis realizado abundantes incautaciones de drogas con desarticulación de diversos puntos de venta, también son frecuentes los episodios de violencia doméstica y  de género, y me parece reseñable la recuperación, hace un año, de un importante número de obras de arte robadas», resumió.

Por su parte, el teniente coronel jefe de la Comandancia, Rafael Campos Barquín, recordó que en 2020 en un acto institucional interno en el patio apenas hubo 20 guardias civiles. «En contraste con la soledad de aquel día hoy nos produce una gran alegría poder estar con nuestras familias y ojalá en próximas ocasiones lo podamos celebrar  con las puertas abiertas y recibir a todo el que quiera acompañarnos», dijo.

Sobre la pandemia, concretó que el último año «no fue fácil» y se requirió a la Guardia Cvil «para enfrentar situaciones imprevistas». De la actuación de los agentes, concretó que se puede señalar que se «intentó en todo momento «satisfacer los requerimientos con disponibilidad, cercanía y eficacia», tratando además de vigilar el cumplimiento de las restricciones «con sentido común y humanidad».

Igualmente, precisó que, «fieles a nuestro carácter benemérito», no se dudó desde el Cuerpo en acudir desde el primer día de la pandemia a los lugares donde se encontraban las personas más vulnerables. «Se fue a las residencias y centros religiosos a hacer cuando fuera necesario para ayudar a nuestros mayores y sus cuidadores», enfatizó el teniente coronel jefe de la Comandancia.

Actividad constante.

Así, indicó que, aunque se sufrieron contagios por Covid-19 entre  los agentes del Cuerpo especialmente las primeras semanas, en 21 meses la actividad «no cesó ni un solo minuto, compaginando el apoyo a la autoridad sanitaria con nuestras misiones convencionales y el virus no logró detenernos», aseveró.

En cuanto a las intervenciones realizadas, expresó que se hicieron siempre «priorizando a las personas», y en caso de desapariciones se mayores que se habían perdido en el campo o las afueras de núcleos urbanos «se logró encontrar a todos, aunque con la espine de la que  apareció fallecida el pasado mes de septiembre por causas naturales».

Igualmente, resaltó «la profesionalidad y eficacia» para resolver en pocas hora dos homicidios en el norte de la provincia «con intervenciones no exentas de riesgo; el «arrojo y decisión» para interceptar a un conductor que circulaba ebrio de madrugada en la A-67; «tesón y paciencia» la desarticulación de 15 puntos de venta de droga y 14 plantaciones de marihuana; la «proactividad y trabajo en equipo» para investigar y resolver casos de cibercriminalidad»; y el «cuidado de nuestro patrimonio», con la recuperación de una decena de obras de arte de gran valor robada en iglesias de la provincia», resumió Rafael Campos Barquín.

Acto central, distinciones y desfile urbano

La celebración de la patrona comenzó a las 11 horas con un acto religioso oficiado por el obispo de la Diócesis de Palencia, Manuel Herrero, en la iglesia parroquial de María Reina Inmaculada. 

Tras ella, junto a los discursos institucionales, se distinguió por su trabajo a 12 personas.  Así, fueron condecorados el sargento primero María del Valle Calvo y el sargento Basilio Pedro Mato; los brigadas Álvaro José Augusto y Arturo Jesús González; los cabos primeros Daniel Llanova y José Fermín Nistal; y los guardias civiles Andrés Álvarez, Alejandro Ontaneda, Rubelio Arias, Juan Manuel Rodríguez y Fernando Sánchez. También se reconoció el trabajo de Félix Galindo.

Como ya ocurriera en 2019 por primera vez, la Banda Municipal de Música amenizó la festividad de la patrona con pasodobles, marchas militares y los himnos Nacional y de la Guardia Civil. También se realizó el emotivo homenaje que cada año se rinde a los caídos en el cumplimiento del deber. 

Para concluir, cientos de personas contemplaron en la Avenida de Cuba el desfile en el que participaron 75 guardias civiles, cinco motocicletas de Tráfico, cuatro motocicletas de Seprona y seis vehículos.