18 sanitarios locales ensayan con un fármaco contra el Covid

ALBERTO ABASCAL
-

Evaluarán con el estudio clínico el uso de un medicamento para tratar y prevenir la infección del virus tanto en profesionales como en pacientes

18 sanitarios locales ensayan con un fármaco contra el Covid - Foto: Juan Mellado

Un grupo de 18 sanitarios palentinos participan en un estudio pionero a nivel nacional que busca la protección de este grupo profesional ante el Covid-19, según informaron ayer a este periódico fuentes médicas que están inmersas en dicho proyecto.
Se trata del denominado Ensayo Clínico para la Prevención de la Infección por Coranavirus en Sanitarios (Epicos), un estudio promovido por el Ministerio de Sanidad y en el que participan 4.000 profesionales de 63 centros de toda España. La investigación, que comenzó el pasado 15 de abril, evaluará durante 12 semanas el uso de un medicamento conocido con el nombre comercial de Truvada, utilizado para tratar y prevenir el VIH/sida como profilaxis preexposición en trabajadores sanitarios en riesgo de infección por el Covid.
El objetivo de Epicos es evaluar el riesgo de desarrollar la enfermedad sintomática por Covid-19 en personal sanitario de alto riesgo. Para ello, se administra de manera preventiva y aleatoria uno o dos medicamentos que se compararán con un grupo placebo, en línea con las directrices de la OMS y la comunidad científica.
Así, se comparará la eficacia preventiva de tres tratamientos estratégicos: hidroxicloroquina, antirretrovirales que se utilizan para tratar la infección por VIH (emtricitabina/tenofovir disoproxilo) y la combinación de ambos. El tratamiento preventivo tendrá una duración de 12 semanas aunque se realizarán análisis mensuales para evaluar la eficacia de cada opción.
Con este ensayo clínico, el Ministerio de Sanidad, a través del Plan Nacional sobre el SIDA y con la colaboración de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), busca proteger a los profesionales sanitarios que se encuentran en la primera línea de la respuesta a la pandemia, y a los pacientes, a los que el personal sanitario con enfermedad asintomática puede transmitir de modo inadvertido la enfermedad.
«La verdad es que estamos inmersos en un proyecto que es muy interesante, pero, a la vez, arriesgado. Nosotros nos aplicamos el tratamiento sin conocer qué efectos secundarios pueden acarrear, pero hay que seguir hacia adelante en pos de la ciencia», comentaba a este periódico uno de los participantes del proyecto en Palencia, quien reconocía el grado de participación del personal sanitario palentino, «porque, sin ir más lejos, de Valladolid son 12 los implicados en Epicos».

Por lo demás, mucho se ha publicado a nivel mundial por la utilización del hidroxicloroquina en los tratamientos para pacientes de coronavirus. Se trata de un fármaco antirreumático. Puede disminuir el dolor y la hinchazón de la artritis y prevenir el daño articular, entre otras cuestiones. Según la información aportada por dichas fuentes médicas consultadas por este periódico, el complejo hospitalario de Palencia, que sigue el programa estándar que se viene aplicando en el hospital La Paz de Madrid, utiliza cinco medicamentos para combatir la pandemia, teniendo en cuenta que hoy por hoy no hay en el mundo uno específico para tratar el coronavirus (tampoco existe vacuna, por el momento). Para los cuadros más graves o severos los facultativos administran hidroxicloroquina combinado con Kaletra, un antiviral específico para el tratamiento de infecciones por retrovirus. Cuando los cuadros clínicos son menos severos los galenos palentinos administran habitualmente dos antibióticos como la Azitromicina y la Ceftriaxona, mientras que si los síntomas son leves lo habitual es que el paciente tome Azitromicina combinado con el popular antibiótico denominado Augmentine.
Por lo demás, en el plano estadístico, la Junta informó ayer que en las últimas 24 horas se había producido un nuevo positivo por prueba PCR, elevando la cifra de contagios a través de este sistema a los 999. Asimismo, un día más dos pacientes permanecían en la Unidad de Cuidados Intensivos del complejo hospitalario, mientras que otras dos personas habían conseguido el alta médica, elevándose esta cifra hasta los 344. En las residencias de la Tercera Edad y de discapacitados no se había producido en las últimas horas ningún fallecimiento, pero sí 22 positivos más a las pruebas de PCR, elevándose la cifra global de contagiados a los 324. No obstante, 282 pacientes de estas residencias habían recibido ya el alta médica.