scorecardresearch

Dura derrota morada en tierras salmantinas

Área 11
-

El Palencia CF no acertaba en sus dos ocasiones, antes de que el Guijuelo anotara los dos primeros goles. Tras el 2-0 del descanso, los charros golearon a los de Pechu

Dura derrota morada en tierras salmantinas - Foto: Sara Muniosguren

El Palencia CF pagó caras las ocasiones falladas en la primera mitad y acabó encajando una dura goleada en su visita a Guijuelo, donde su rival, mucho más acertado en la primera parte, cuajó una excelente segunda mitad en la que nunca dejó hacer a los visitantes.

El conjunto palentino salió muy enchufado y en el 6’ dispuso de una inmejorable ocasión en un error defensivo local que dejó solo a Garban ante el portero, que le ganó en el mano a mano. Esa jugada espoleó a los locales, que despertaron de su letargo y en el 12’ avisaron, con un remate de chilena de Carlos Rubén que se marchó por poco.

Los chacineros se adueñaban el balón y al cuarto de hora Cristóbal estaba a punto de anotar, pero Chema se lucía en el despeje. En el 20’ Saúl pudo marcar tras una gran jugada individual, pero su remate se iba fuera lamiendo la cepa del poste.

Y tras las dos claras ocasiones palentinas, era el Guijuelo quien encontraba premio en el 27’, en una jugada a balón parado que Trapero peinaba y remataba Giráldez, estableciendo el 1-0.

Tras el gol el Guijuelo dio un paso atrás y el Palencia intentó estirarse. La posesión era visitante, pero la zaga local apenas le daba opciones. Yahora al contragolpe Pesca aumentaba la renta.

Las cosas no fueron mejor para los palentinos tras el descanso y cuando apenas habían transcurrido cuatro minutos, Álex Caramelo batía de nuevo a Chema.

El Palencia trataba de rehacerse, pero su rival lograba el cuarto en un nuevo contragolpe, sentenciando por medio de Peli.

Pese a todo, los de Pechu no bajaban los brazos, aunque en el 59’ llegaba el quinto, en una internada de Caramelo, que le ponía un balón de oro a Cristóbal para cerrar la goleada.

El Palencia CF recibirá ahora al Júpiter Leonés.