scorecardresearch

«Siempre supe que el programa Thao tenía que ser mediático»

Carmen Centeno
-

Nació en Stanford (Inglaterra) por circunstancias laborales de sus padres, cuando tenía un año se fue a Bilbao con los abuelos y dos o tres después recaló en Palencia, que es el lugar de donde se siente y en el que ha desarrollado su vida

«Siempre supe que el programa Thao tenía que ser mediático» - Foto: Sara Muniosguren

Disfruta del tiempo de la jubilación y de la familia, aunque siente no tener más cerca a su hijo y a sus nietos, que están en Barcelona; hace un buen balance de lo vivido y lo aprendido -«nunca he dejado de formarme»-; mantiene un buen estado físico porque eso le proporciona bienestar; sigue siendo un amante de los deportes y está convencido de que su trabajo ha merecido la pena. Se ha implicado, ha procurado hacerlo bien, ha echado las horas y los restos en cada nuevo reto y aspira a ver felices a los suyos, aunque no oculta cierta preocupación por la situación nacional e internacional y recela del futuro que les espera a los más jóvenes.

Del primer año de vida en tierras inglesas nada recuerda, pero sí de la infancia en Bilbao. «Me acuerdo de mi abuela y de la calle en la que vivíamos», comenta. La memoria palentina es muchísimo más rica y abarca desde la asistencia de pequeño a los Maristas hasta el paso por Magisterio, sin dejar de lado el año que estuvo en el Seminario Menor o el Bachillerato en La Salle. Cifra, sin embargo, sus mejores recuerdos en los cursos de 6º y COU fuera ya de ese centro. «Tuve grandes profesores en el instituto Alonso Berruguete, que yo estrené hace cincuenta años, sobre todo en las asignaturas de Filosofía y Literatura; hice amigos que todavía conservo y sentí que mi vocación era la de ser maestro», rememora.

*Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino.