scorecardresearch

Créditos sin interés de la Caja Provincial de Cooperación

Diario Palentino
-

Los municipios de Baltanás, Castrillo de Onielo, Requena de Campos y Sotobañado y la Junta Vecinal de Villanueva del Río han recurrido en los últimos años a este resorte financiero

Créditos sin interés de la Caja Provincial de Cooperación - Foto: sara muniosguren

La Diputación ofrece a los ayuntamientos, juntas vecinales y mancomunidades del medio rural la posibilidad de solicitar préstamos a la Caja Provincial de Cooperación para financiar obras o inversiones que emprendan las entidades locales con programas como los Planes Provinciales, el Fondo de Cooperación Local, planes autonómicos y similares. En la actual coyuntura de tipos bajos, los préstamos concedidos no devengan interés, lo que constituye una ventajosa vía financiera para el ente solicitantes.


Los núcleos de población interesados pueden presentar en cualquier momento la solicitud en Diputación. La gestión y tramitación de los expedientes de concesión de préstamos que se pidan, la preparación de la información financiera, la coordinación con otras dependencias de la institución y el asesoramiento a las entidades locales interesadas corresponden al Servicio de Asistencia a los Municipios (SAM). Sin embargo, el control y la fiscalización interna, así como la contabilidad de los ingresos y pagos que se produzcan en devolución de los préstamos concedidos y sus correspondientes amortizaciones, se efectúan por parte de Intervención.


La Caja Provincial de Cooperación se regula mediante un reglamento renovado en 2016, una normativa que publicó el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el 6 de julio de ese año, y que aparece -junto con toda la información complementaria y los modelos- en la sede electrónica (sede.diputaciondepalencia.es), a disposición de todas las entidades locales de la provincia susceptibles de acogerse.


Según ese reglamento, el gasto financiero de la operación se calcula a un tipo fijo, aplicando un diferencial de cuarenta puntos básicos al coste de financiación del Estado aplicable según el plazo medio de la operación. Este coste se publica cada mes en la tabla de tipos fijos anuales aplicables de la Dirección General del Tesoro. Se aplica el coste vigente en la fecha de entrada de la solicitud de la operación. Si al aplicar el diferencial de 40 puntos básicos, el tipo final resultante es negativo, se considera un interés cero, como sucede en la actual coyuntura de tipos bajos.


PRESUPUESTO DE 2022

La Diputación mantendrá en el Presupuesto de 2022 la partida de 300.000 euros para la Caja Provincial de Cooperación, mecanismo financiero al que han acudido desde 2018 cuatro ayuntamientos -Baltanás, Castrillo de Onielo, Requena de Campos y Sotobañado y Priorato-, así como la Junta Vecinal de Villanueva del Río, perteneciente al municipio de Villoldo, que solicitó ese año un préstamo de algo menos de veinte mil euros para una obra de renovación de la red de abastecimiento.


Sotobañado logró, también en ese mismo ejercicio, un préstamo de 140.000 euros de la Caja Provincial de Cooperación para la urbanización de la plaza Mayor. Al año siguiente acudieron a estos créditos los ayuntamientos de Baltanás y Requena de Campos, para sendas operaciones de tesorería por importe de ciento diez mil euros y seis mil euros, respectivamente. 


En 2020 volvió a solicitar un préstamo sin devengar interés alguno Baltanás, por importe de 140.000 euros, para adquirir un inmueble; idéntico fin de un pequeño préstamo (19.000 euros) concedido a Castrillo de Onielo también el pasado ejercicio.


La finalidad de la Caja Provincial de Cooperación es conceder préstamos a las entidades locales del medio rural para financiar su aportación económica a los Planes Provinciales de Obras y Servicios o a cualquier otro plan de la Diputación para realizar obras y servicios, implantar servicios informáticos o de comunicación, y planeamiento que se considerarán prioritarias. 


Asimismo, se financian las aportaciones económicas de las entidades locales a cualquier acción planificada que desarrollen en colaboración directa con el Estado o la Junta. También se les financian otras inversiones locales no incluidas en los apartados anteriores, cuando a juicio del órgano competente de la Diputación se consideren de importancia para los intereses municipales o provinciales. 


REFINANCIACIÓN

Igualmente, la Caja Provincial de Cooperación concede solo a los ayuntamientos   -y no a mancomunidades ni a las juntas vecinales- créditos para refinanciar los préstamos ya concertados con este mecanismo financiero de la Diputación. De modo excepcional, financia la adquisición de material informático, de comunicaciones, aplicaciones informáticas u otro tipo, que resulten de especial interés para el desarrollo general de la provincia. 


Asimismo, se atienden necesidades transitorias de tesorería de los ayuntamientos, siempre que cumplan los requisitos marcados en el texto refundido de las haciendas locales. A esa finalidad se destinará un máximo de 300.000 euros anuales del capital de la Caja de Crédito y un municipio solo podrá acudir a estas operaciones cada dos años. En este tipo de operaciones, el plazo de amortización es de un año y no son renovables.


Como requisito, el solicitante no debe tener deuda alguna pendiente de pagar a la Diputación, que resuelve la solicitud en un plazo máximo de tres meses. Transcurrido ese tiempo, se considerará desestimada, pero caben recursos posibles por parte de la entidad local peticionaria: en el plazo de un mes, un recurso de reposición, previo al contencioso-administrativo, que cabe presentar en el plazo de dos meses contados a partir del día siguiente a la notificación expresa denegatoria.

 

David Beltrán, alcalde de Castrillo de Onielo:

«Gracias al préstamo disponemos de una vivienda que alquilamos por temporadas»
Castrillo de Onielo es uno de los ayuntamientos que ha acudido a un préstamo de la Caja de Cooperación. Su alcalde, David Beltrán, reconoce que era un «gasto importante»para las arcas municipales, que tenía como objetivo disponer de una vivienda en alquiler para ofrecerla junto con la explotación del bar del centro social. 


«Gracias al préstamo el pueblo dispone ahora de una vivienda municipal que estamos  alquilando por temporadas a personas que vienen en verano o cazadores, por ejemplo», señala el primer edil. «Creo que es beneficioso para Castrillo -añade- disponer de esta oferta. Para un municipio pequeño como el nuestro, resulta más asumible».