scorecardresearch

La hostelería apoya la continuidad de las terrazas covid

Carlos H. Sanz
-

El sector se felicita por el cambio en la ordenanza a la vez que las asociaciones recalcan los problemas que se generan en el centro por falta de aparcamiento y en la circulación de vehículos

La hostelería apoya la continuidad de las terrazas covid - Foto: Óscar Navarro

La intención del equipo de Gobierno de Mario Simón de convertir en permanentes las terrazas covid, es decir, aquellas que permitió ubicar excepcionalmente a causa de la pandemia en zonas verdes, aparcamientos, aceras y calzadas generó ayer distintas opiniones desde el lado de los hosteleros y de las asociaciones de vecinos.

El sector, lógicamente, acoge positivamente una modificación de la ordenanza de ocupación de la vía pública de cara a 2023. «Me alegra que el Ayuntamiento haya escuchado al sector», asegura Jaime Antolín, presidente de la Asociación General de Hostelería. «Hay gente que ha invertido un montón de dinero y que ahora veía peligrar su inversión. Ahora veremos el borrador que prepara el Ayuntamiento y qué exige y qué no», añade.

Antolín confía en que el cambio en la normativa prospere y pueda abarcar «el mayor número de establecimientos posible». «No obstante, desde la asociación queremos que las cosas se hagan bien, de forma que el que tenga la opción de tener una terraza que antes no tenía, que se esmere un poco y se ponga en condiciones. También es importante que haya una imagen similar», opina.

Alberto del Burgo, presidente de la asociación Hostelería de Palencia, lanza una reflexión sobre el presente y futuro del sector que, en su opinión, justifica la medida en la que trabaja el Ayuntamiento. «Ahora mismo, un bar sin terraza trabaja un 50% menos que uno que sí la tiene. La gente vive, consume y bebe en la calle por lo que es mucho más rentable invertir en una terraza», relata.

«Por eso, la decisión del Ayuntamiento nos parece importante y muy buena», añade Del Burgo, quien pide a que no se incrementen las tasas de cara a 2023. «Estamos muy ahogados porque los costes generales de un negocio se han incrementado mucho», sostiene.

También aboga por la revisión de las categorías basadas en calles que se utilizan para fijar las tasas. «Están desfasadas porque hoy es más normal que un bar ubicado en un barrio, cerca de una plaza y zonas para niños, por ejemplo, tenga muchos más ingresos que quien tiene seis mesas en la calle Rizarzuela», comenta.

Vecinos. Desde la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palencia (Favpa), su presidenta, Mayte Rodríguez, no descarta frontalmente la propuesta del equipo de Gobierno de Mario Simón, pero sí enumera algunas objeciones. «Es un tema, sobre todo a la hora del aparcamiento, que afecta sobre todo al centro. En los barrios hay muy pocas terrazas de este tipo, y algunas han realizado una inversión importante que, siempre que no causen molestias, no vemos mal que continúen con condiciones», opina.

La máxima responsable de la Favpa sí tiene constancia de quejas por el cierre de las calles La Cestilla y Don Sancho durante los fines de semana. «Aquellos momentos del día o jornadas en las que no puedan sacar las terrazas, se deberían abrir al tráfico», opina. 

Desde la Asociación de  Vecinos de San Pablo y Santa Marina consideran, por el contrario, que «una vez que se ha retornado a la normalidad y se ha superado la pandemia, se debe de volver a la normalidad también en la ocupación de espacios públicos para terrazas». 

«Dichas medidas fueron excepcionales y supusieron la eliminación de plazas de aparcamiento que en nuestro barrio son muy escasas. Los usuarios también tienen derecho a aparcar sus vehículos», sostiene Sergio de los Bueis, su portavoz.

La falta de plazas de aparcamiento es el principal motivo que esgrimen quienes están en contra de la continuidad de las terrazas covid. Cabe recordar que para este año el Ayuntamiento autorizó 160 terrazas, de las que 65 están ubicadas en zonas de aparcamiento: 46 de ellas están instaladas en estacionamientos no regulados y otras 19 ocupan plazas de la zona azul. 

«Somos conscientes de que hay quejas, pero también cabe recordar que desde Europa se está promoviendo restringir el tráfico en el centro de las ciudades. El Ayuntamiento va a crear calles peatonales, sin aparcamientos, y ahí se generarán espacios para terrazas. Es el futuro que viene», comenta Guillermo Flores, de Y un cuerno Palencia.

Para este hostelero de la ciudad, uno de los más activos a nivel mediático y de redes sociales, la medida que plantea el Ayuntamiento «daría vida a Palencia». «Es una decisión que se puede tomar ya, dado que durante los sanantolines se ha demostrado que la gente quiere estar en la calle», añade. 

Flores confía en que este asunto no quede reducido a «una guerra entre hosteleros y la gente que necesita aparcamiento junto a sus domicilios o para comprar». Además, considera que «el Ayuntamiento tendrá que valorar caso por caso porque hay algunas terrazas en zonas de aparcamiento que no tienen sentido».