Las campanas de la colegiata tocan a misa

A. Benito
-
Las campanas de la colegiata tocan a misa

Tras acoger Las Edades del Hombre, la iglesia parroquial de Aguilar retoma el culto. La Diócesis ha aprovechado este tiempo para restaurar varias obras

Las obras de arte y el cartón yeso han dado paso a los habituales bancos. El espectacular retablo de estilo renacentista que preside la nave central del templo ha vuelto a ser el centro de todas las miradas y los feligreses han sustituido a los turistas para ser los principales moradores de la colegiata de San Miguel. Una iglesia parroquial que, tras más de un año, ha vuelto a tocar a misa. 
Ni que decir tiene que, a pesar de "lo mucho y lo bueno" que han dejado Las Edades del Hombre en Aguilar, la comunidad cristiana de la localidad norteña ya tenía ganas de regresar a casa. No es que en el Cine Amor, en la Residencia Santísima Trinidad o en el convento de Las Claras no se encontraran a gusto, pero eran muchas las personas que estaban deseando volver a hacer uso de la colegiata, monumento gótico que da forma y carácter a la plaza de España de la villa galletera. 
Y es que aunque entre 2017 y 2018 el edificio estuvo abierto por un breve espacio de tiempo, han sido casi dos años los que el templo aguilarense ha permanecido cerrada al culto. Primero a consecuencia de las obras ejecutadas por la Junta de Castilla y León para la reparación de las bóvedas, una intervención que supuso una inversión de 549.000 euros, y después para transformarse en sede de la sacra exposición.Es por ello que, para muchas personas, volver a celebrar la eucaristía en el interior de la iglesia parroquial de Aguilar ha sido "un momento de emoción", "un regreso al hogar" y "una oportunidad para volverse a encontrar en torno al altar original". 
Dos meses, casi exactos. Ese ha sido el tiempo que ha tardado la Fundación Edades del Hombre en desmontar una muestra que, a lo largo del año pasado, logró reunir en Aguilar lo mejor del arte sacro de Castilla y León y de otras regiones cercanas como Cantabria o el País Vasco. 
A primera vista, parece que todo está tal y como se encontraba antes de que se pusieran en marcha los trabajos para convertir la iglesia en sede de la exposición, pero lo cierto es que la Diócesis de Palencia ha aprovechado este tiempo para llevar a cabo la restauración de varias obras.
"En primer lugar, se ha reparado un pinjante que se había desprendido de la capilla del canónigo don Pablo González, ubicada en la actual capilla bautismal", explica José Luis Calvo Calleja, delegado diocesano de Patrimonio, que el viernes se desplazó hasta Aguilar de Campoo para trasladar esta información a los feligreses. 
Al parecer, este elemento decorativo, en madera de nogal policromada, impedía ver la "bellísima" clave gótica del siglo XIII que estaba debajo, y es por ello que "se ha reubicado en una de las paredes de la misma capilla", tal y como apunta Calvo Calleja. Él fue, precisamente, el encargado de promover la reparación de este pinjante que quedó totalmente destrozado a consecuencia de la caída, pero que se ha podido recomponer gracias a la pericia de los restauradores.
"Por otro lado -continúa el que fuera párroco en Aguilar-, se ha procedido a la restauración de un sagrario-tabernáculo del siglo XVII, del artista burgalés García de Arredondo". Una obra que no solo servía de sagrario y expositor del Santísimo Sacramento, sino que también se sacaba en procesión el día del Corpus Christi. "La rehabilitación ha sido realizada a través de la delegación diocesana de Patrimonio, en los talleres de Valladolid, y el coste ha sido sufragado por la parroquia y la propia Diócesis", concreta Calvo Calleja.
"Finalmente, y gracias al convenio entre Diputación y Diócesis, se ha restaurado un lienzo que representa a la Virgen Inmaculada y se está haciendo lo propio con un San Cristóbal, un San Miguel y otras cuatro piezas que eran propiedad del monasterio de Santa María la Real", añade el delegado diocesano de Patrimonio.

Las campanas de la colegiata tocan a misa
Las campanas de la colegiata tocan a misa
Las campanas de la colegiata tocan a misa
Las campanas de la colegiata tocan a misa