scorecardresearch

Los ERTE covid llegan a su fin bajo la sombra de la crisis

David Alonso
-

El 31 de marzo finaliza el acuerdo que venía regulando desde marzo de 2020 los expedientes temporales por la pandemia, que ahora quedan bajo el paraguas de la reforma laboral

Interior de una agencia de viajes de Burgos. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El próximo jueves, 31 de marzo, tocan a su fin los ERTE covid, mecanismo que ha servido para sostener el empleo durante los momentos más duros de la crisis y que en Castilla y León llegó a albergar bajo su paraguas a casi 150.000 trabajadores, cerca del 20 por ciento de los ocupados de Castilla y León. Una cifra que ha ido menguando de forma sostenida con el paso de los meses y que en febrero –últimos datos oficiales– todavía daba cobijo a 4.194 trabajadores en la Comunidad. Ahora, con la pandemia despidiéndose opacada por la guerra y la crisis de precios, el Gobierno de España ha decidido sacar del mercado laboral los ERTE covid y devolver la normalidad al mercado de trabajo, y este 1 de abril entrará definitivamente en vigor los cambios que la reforma laboral implementa sobre este mecanismo de regulación de empleo. 

Sin embargo, la dramática coyuntura actual hace presagiar que el número de trabajadores ensituación de ERTE en Castilla y León pueda incrementarse tras varios meses a la baja. El incremento de los costes de producción y los precios, la huelga de transportistas y el parón en las fábricas, y la invasión rusa sobre Ucrania han vuelto a poner contra las cuerdas al mercado laboral. De hecho, Castilla y León ha registrado por primera vez durante el mes de marzo ERTE basados en la crisis de suministros y en la del transporte, un mes en el que se han alcanzado los 42 expedientes que afectan a 1.617 trabajadores, según reveló el portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo.

Una realidad que también corroboran los agentes económicos y sociales de la Comunidad, que reconcen que es más que seguro que se registre un repunte del número de trabajadores en ERTE. Expedientes que entrarán ya bajo las condiciones impuestas en la reforma laboral y dejarán atrás el formato covid. Para la patronal no hay duda de que este incremento se va a producir, tal y como sostiene David Esteban, secretario general de CEOE Castilla y León, que asegura que «es evidente» que la situación «condicionan la actividad  de las empresas y ello va a tener un reflejo más que probable  en que utilicen toda herramienta legal que les resulte eficaz».

«Todo apunta a que se puedan incrementar los ERTE a causa de esta crisis económica nueva», reconoce Fernando Fraile, secretario de Acción Sindical de CCOO en Castilla y León, que exige al Gobierno de España que tome medidas «de forma urgente» para evitar que empeore la situación. Desde la UGT regional, su  secretario de Política Sindical, Raúl Santa Eufemia, reconoce que «entienden» que algunos de los sectores puedan «sacar adelante ERTE por causas productivas o dificultad de materias primas o transporte» ante la situación actual. En cualquier caso, denuncia la «pillería» de las empresas que «están utilizando un cuentangotas para sacar del almacén lo que tienen almacenado y encarecer los precios».

De hecho, sectores como la automoción ya están empezando a aplicar estas medidas, y están anunciando paros en la producción durante estas jornadas ante la falta de materiales esenciales. Así, tras varios meses con la cifra de trabajadores en ERTE a la baja o en números 'residuales', lo cierto es que todo hace indicar que la autoridad laboral volverá a recibir solicitudes de las empresas para inscribir a sus ocupados en los nuevos formatos de los expedientes de regulación temporal de empleo.

Un mes para transicionar

En cualquier caso, las empresas que ya tenían trabajadores en situación de ERTE han tenido hasta este 31 de marzo para tranposicionar los originados por la pandemia  a las modalidades establecidas en la reforma laboral. Una legislación que modifica algunos puntos de los ERTE ETOP –se acortan y simplifican los procedimientos y plazos de su tramitación administrativa– y por causa mayor –la autoridad laboral deberá resolver la solicitud en el plazo de cinco días–, y que incluye el 'Mecanismo Red' para crisis generaliza o sectorial. Este mes de transición también ha servido para dar respuesta a la petición de activación del primer mecanismo Red que el Gobierno anunció para el sector de las agencias de viaje, que se espera que entre en vigor este 1 de abril. 

El ERTE Red, la gran novedad que introduce la reforma laboral
El mecanismo Red o ERTE Red es la principal novedad que incluye la reforma laboral en los expedientes de regulación temporal que permitirá reducir jornada y suspender el empleo de los trabajadores al estilo de los ERTE de la pandemia. Una modalidad que abarcará dos tipos de ajustes temporales. En primer caso la modalidad cíclica, de un año de duración como máximo y que proporcionará a las empresas un marco estable ante una caída transitoria o cíclica de su demanda por causas macroeconómicas, para evitar despidos inmediatos al 'shock'. Y en segundo lugar la sectorial, que proporcionará apoyo a la recualificación de trabajadores de empresas y sectores en transición que requieren cambios permanentes. Al igual que la anterior, también tendrá un tope de un año de duración, aunque se puede prorrogar.