scorecardresearch

Con Resines y sin las peñas

Alberto Abascal
-

El Ayuntamiento lamentó no haber podido reservar más espacio a las agrupaciones en el centro de la plaza Mayor

Con Resines y sin las peñas - Foto: ÓSCAR NAVARRO Y SARA MUNIOSGUREN

Antonio Resines dio ayer oficialmente el pistoletazo de salida de las ferias y fiestas de San Antolín 2022 con un pregón popular recio, ameno y que duró exactamente cinco minutos.

Sin embargo, la nota de la noche fue la ausencia física de las peñas debido, por un lado, a la gran cantidad de público presente en la plaza Mayor después de dos años maniatado por la pandemia del covid que hacía imposible su presencia física debido a que no se había acotado con vallas un recinto propio para albergarlas, como siempre ha sido costumbre. De hecho, no pudieron estar presentes ni siquiera para recoger la tradicional escarapela que se les otorga a cada una de las 12 agrupaciones existentes.  Así las cosas, los peñistas llevaron su particular fiesta a un escenario ubicado en la aledaña plaza de San Francisco donde vivieron sus primeras horas de los sanantolines 2022.

En una nota de prensa remitida a última hora, el Ayuntamiento argumentó esta situación en el hecho de que el número de personas que acudieron al recinto «había superado las expectativas del Consistorio, convirtiendo este pregón popular en uno de los más multitudinarios de los últimos años».

Con Resines y sin las peñasCon Resines y sin las peñas - Foto: ÓSCAR NAVARRO Y SARA MUNIOSGUREN«El Ayuntamiento lamenta no haber podido reservar más espacio a las peñas en el centro de la plaza Mayor, pues el número de personas que han acudido al recinto ha superado las expectativas. A pesar de esta circunstancia, el acto se ha desarrollado con absoluta normalidad, con la presencia del popular actor Antonio Resines, que ha pronunciado un discurso emotivo, destacando todas las bondades de Palencia». 

Pero regresando al pregón popular propiamente dicho, la montaña, la amistad y el cine fueron los principales ingredientes de la intervención de Antonio Resines desde el balcón del despacho del alcalde.  Recordó su paso por Palencia a lo largo de su vida y a los muchos amigos que el actor tiene por estos lares. Lógicamente, habló del cine -en una entrevista con Diario Palentino recordó que asombrosamente se han rodado unas veinte películas en toda la provincia-  y de aquellos años cuando de niño junto a su familia se desplazaba en verano a Cantabria, su tierra natal, y hacía un alto en el camino en Palencia para comer «y para ver el Tour de Francia». 

INTERÉS HISTÓRICO. También resaltó los principales puntos de interés histórico de la ciudad, que él conoce perfectamente, como el Cristo del Otero, la calle Mayor, la catedral, el palacio de la Diputación «y el hecho de que esta ciudad tuviera la primera Universidad de España».  Tras finalizar la intervención de Antonio Resines, el alcalde de la ciudad, Mario Simón, se dirigió a los presentes dando las gracias al pregonero por acudir a Palencia, «haciendo que con su sola presencia las fiestas de este año sean aún mucho más grandes». 

«Palencia y los palentinos se merecen tener unas fiestas muy grandes; este año con más de un centenar de actividades entre las que destacan más de 30 actuaciones musicales», pormenorizó el alcalde.

Con Resines y sin las peñasCon Resines y sin las peñas - Foto: ÓSCAR NAVARRO Y SARA MUNIOSGURENMario Simón, asimismo, pidió a los palentinos que disfruten estos días de los festejos organizados, «pero siempre con respeto y con el civismo que siempre nos ha caracterizado».

Finalizada la intervención del primer edil de Palencia, el propio Mario Simón se encargó de encender la mecha del cohetón dando así por iniciada oficialmente las fiestas de San Antolín, todo ello aderezado por el lanzamiento de confeti que llenó el centro de una plaza Mayor totalmente abarrotada.

Uno de los momentos estelares del evento tenía que haber sido la aparición por sorpresa de Los del Río con su archifamosa canción La macarena sonando a todo trapo durante un momento concreto del pregón, pero finalmente hicieron acto de presencia justo al finalizar el pregón popular. 

Por lo demás, en el escenario ubicado en la plaza Mayor los presentadores del acto, nuestros compañeros Mario González y Marta Madruga, animaron en todo momento el evento, que contó con el beneplácito de la meteorología.

Escarapelas improvisadas 

La segunda parte del evento de ayer en la plaza Mayor tenía como principales protagonistas precisamente a las peñas.  El pregonero, Antonio Resines; el alcalde, Mario Simón;  y la concejala de Fiestas, Laura Lombraña, así como el resto de autoridades representativas de la provincia, incluido Carlos Fernández Carriedo,  portavoz y consejero de Economía y Hacienda de la Junta, bajaron hasta el enorme escenario montado en la plaza Mayor para imponer la correspondiente escarapela a cada uno de los grupos.

Sin embargo, «por motivos de seguridad», tal y como indicaron los mantenedores del acto, ninguno de los representantes peñistas pudieron acceder al escenario.

Así las cosas, se improvisó un  acto «virtual»  de entrega de escarapelas, con la colaboración para este menester también de la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén; la presidenta del Consejo Local de Peñas, Mercedes Cagigal; el delegado territorial de la Junta, José Antonio Rubio; el subdelegado del Gobierno, Ángel Miguel Gutiérrez, así como los distintos portavoces políticos municipales: Alfonso Polanco (PP), Miriam Andrés (PSOE), Urbano Revilla (Ciudadanos), Sonia Ordóñez (Ganemos) y Sonia Lalanda (Vox). Ellos tenían que hacer las veces de entregar la insignia que simboliza la unidad a    los representantes de las doce agrupaciones existentes en la ciudad:  Peña Pallantia, Peña El Ruedo, Peña La Filomena, Peña Los Despenaos, Peña San Antolín, Peña El Cordón, Peña Santo Toribio, Peña El Capote, Peña El Órdago, Peña Los Remaches, Peña Los Balasteros y la Peña Nueva Era.

Entretanto, el tradicional acto del pregón contó en la plaza Mayor y alrededores con miles de palentinos que no se quisieron perder el pregón de un actor muy popular como es Antonio Resines. Suyos son recordados papeles cómicos como Smith, en Los ladrones van a la oficina o el final más comentado de la ficción española, el de Los Serrano. Además, Resines obtuvo un premio Goya a mejor actor en 1997 por su papel en La buena estrella. Fue presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España entre 2015 y 2016 y desde un punto de vista más cercano recientemente, fue protagonista de la campaña de promoción turística de la provincia impulsada por la Diputación Provincial.