scorecardresearch

Peridis: «Soy mitad humor gráfico, mitad Románico»

Pilar Martín (Efe)
-

El arquitecto, dibujante y palentino de corazón José María Pérez González cumple 80 años hoy, jornada en la que, además, la Universidad de Alcalá de Henares le inviste oficialmente como doctor doctor Honoris Causa

Peridis: «Soy mitad humor gráfico, mitad Románico» - Foto: Cézaro De Luca Europa Press

José María Pérez González, Peridis, cumple hoy «dos ceros subidos uno encima del otro», 80 años en los que no solo ha regalado algunas de las mejores viñetas de la prensa, sino en los que ha protegido el Románico español como pocos; y por eso reconoce que es «mitad humor gráfico, mitad Románico».

Ultimando la viñeta que sale publicada hoy, así estaba Peridis (Cabezón de Liébana, Cantabria, 1941) mientras hablaba con Efe con motivo de las 80 vueltas al sol que su vida habrá dado mañana. Una fecha que celebrará sintiéndose un «afortunado» ya que será investido doctor «honoris causa» por la Universidad de Alcalá de Henares y recibirá también el Premio Nacional de Restauración que ganó en 2018 y que por motivos de la pandemia no pudo recibir.

«Me han otorgado el título «honoris causa» lógicamente mirando hacia atrás, pero yo quiero seguir mirando adelante y por eso ahora mismo estoy mirando la tira que he hecho para mañana (por hoy)», dice este palentino de corazón.

Esa tierra que le hizo amar el Románico a este reconocido arquitecto experto en rehabilitación de edificios histórico-artísticos, y promotor de las escuelas taller en España, cuya primera sede creó y dirigió en 1986 en Aguilar de Campoo, donde se mudó con su familia con solo 4 años.

Por eso, cuando le preguntamos sobre su valoración de estas ocho décadas de vida él no duda en decir que lo que más destaca es la «labor social dentro de la arquitectura», la puesta en marcha de la Fundación Santa María la Real, y su obra magna, la Enciclopedia del Románico en la Península Ibérica.

«Soy un afortunado en unas cosas y soy un desafortunado en otras, en las primeras sobre todo por lo que tiene que ver con mi relación con la sociedad y el trabajo creativo; y en el otro lado, por las desgracias, porque no todo ha sido dulzura, también hay un valle de lágrimas», confiesa.

Pero Peridis no puede obviar su faceta como humorista gráfico, esa profesión que le ha hecho ser uno de los protagonistas del imaginario colectivo de las últimas décadas y que ha provocado que políticos como Esperanza Aguirre reconocieran que: «Un político español de nuestro tiempo no puede decir que lo es si no sale en las tiras de Peridis». Unas declaraciones que al serle recordadas le hacen exclamar: «¡Eso es un elogio!». Y por eso, ha reconocido el artista, se siente «mitad humorista gráfico mitad Románico».

«El humor gráfico es un trabajo apasionante, ahora mismo tengo delante la caricatura de Rufián y Bolaños y conseguir el parecido para explicar cómo están discutiendo los presupuestos es un esfuerzo, pero consigues la viñeta y te quedas satisfecho. Y el Románico es la «satisfacción per se, el arte más divertido, juguetón, poético, bíblico», expresa.

Sobre este arte, el protagonista de algunas de las viñetas más reproducidas, afirma que lo que más valora es que «sea bueno, que aporte, que nos haga sonreír o reír y que nos ayude a entender mejor a nuestra sociedad y a perdonar a los políticos».

Respecto a lo que le queda por hacer,no cejará en el empeño de seguir «consiguiendo las metas» que se he propuesto: «últimamente me he dedicado tiempo a escribir novelas, y ahora necesito fuerzas para escribir una quinta».