scorecardresearch

"Deberíamos interiorizar hacer deporte cada día"

María Albilla (SPC)
-

Su 'nombre de guerra' en redes sociales es Isasaweis y lleva más de 12 años dando consejos sobre belleza y alimentación al otro lado de la pantalla. Ahora se lanza con un libro de recetas fáciles y sabrosas: 'Come genial y no hagas dieta nunca más'

"Deberíamos interiorizar hacer deporte cada día" - Foto: Carlos Ruiz

Hace tres años que Isabel Llanos decidió no volver a creer en los milagros. Al menos en los que a la alimentación se refiere. Entonces empezó a poner en práctica sus conocimientos de nutrición y a cocinar saludable, pero sin renunciar al sabor o al consumo ocasional de sus postres favoritos. Acabó bajando 20 kilos. A ello ayudó también la incorporación del deporte a su vida, del que asevera que le da una fuerza vital tremenda para afrontar el día a día. He aquí sus truquis.

¿Qué le motivó para cambiar hacia una alimentación saludable?

Después de hacer muchas dietas y ya cansada de que todas fueran lo mismo, con muchas restricciones y limitaciones a nivel social que me mantenían de mal humor y veía que no me inculcaban hábitos que perduraran en el tiempo... Me cansé y empecé a poner en práctica lo que había aprendido de nutrición. Los resultados han sido magníficos.

¿Cuáles han sido los principales beneficios que le trajo ese cambio?

Por fin poder comer de todo y no tener alimentos prohibidos. Me he podido adaptar a las diferentes situaciones de la vida, a las comidas familiares, a tomar algo con los amigos y que eso no implique sensación de culpabilidad porque forma parte de una alimentación saludable. Además, incorporé el ejercicio regular a mi vida, que ayuda mucho a sentirse mejor y tener más energía.

¿Cuál cree que es el principal lastre que hay que quitarse a la hora de querer cambiar los hábitos?

Dejar atrás las limitaciones y falsas creencias como que el pan no se puede ni probar o que los hidratos de carbono no se pueden comer por la noche. Hay muchos más... Que no se puede comer a partir de cierta hora, que la fruta no se puede tomar de postre... Cada dieta trae debajo del brazo alguna prohibición y al final han ido haciendo mella y se han ido quedando ahí.

¿Cuántas veces hemos dicho 'mira esta persona qué bien está, qué delgada se mantiene, y eso que come de todo'? Pues esa es la clave. Sin que nos prometan grandes resultados a corto plazo porque ya sabemos que no sirven de nada. Son beneficios que se logran a corto plazo y que duran también un corto plazo.

¿Qué considera que es tener una relación sana con la comida y por qué considera que es importante?

Hay que entender la comida como lo que es. Nos nutre, pero también está ahí para que disfrutemos en torno a la mesa. Por supuesto se debe cuidar lo que comemos, pero también hay que aprender a disfrutar de ello. Comemos todos los días, somos muy de celebrar, no se puede vivir limitando. Es necesario tener una relación sana con la comida, como cuando somos niños. Luego llegamos a la adultez y nos liamos.

Es importante enfatizar que este proceso para comer bien va más allá del peso, ¿no cree?

Por supuesto. De hecho, yo recomiendo a todo el mundo que no se pese porque esto es autosaboterate. El peso es solo un indicador más. De hecho, si alguien que no ha hecho deporte en su vida lo incorpora a su rutina, perderá grasa y ganará músculo y aumentará de peso. Eso es un buen signo. El peso es otro de los lastres que hay que soltar de los que hemos aprendido haciendo dietas.

¿Qué papel juega el deporte en su vida? ¿Qué rutinas practica?

Todos deberíamos hacer deporte y, muy importante, tener una vida activa. Yo hago deporte todos los días, pero no hace falta matarse en el gimnasio. No se trata de ir allí cuatro horas, se trata de incorporar actividad. Yo suelo practicar por las mañanas y cuando salgo del gimnasio parece que me voy a comer el mundo. Normalmente hago un par de días de fuerza y un par de días de cardio, pero si no me da tiempo por lo que sea priorizo la fuerza y luego camino más. Luego los fines de semana me gusta estar activa también, hacer caminatas por la naturaleza... Deberíamos tener tan interiorizado hacer deporte cada día como el comer o trabajar. Ahora se pueden encontrar rutinas de hasta siete minutos. ¿Quién no los tiene para hacer una?     

Por lo que veo vamos derribando ya mitos también a este respecto como que hay que machacarse con el cardio para adelgazar...

Esto ha quedado atrás y menos mal. A las mujeres se nos ha machacado mucho con esto de no hacer fuerza porque te ibas a poner como un paisano. Pues ni mucho menos. Incorporar rutinas de fuerza ha sido uno de los motores del cambio en mi físico.

Propone 100 recetas para una alimentación saludable. ¿Cuál es su favorita y cómo la hace?

Me es imposible elegir una porque son las recetas de diario en mi casa. Son todas fáciles, saludables, aptas para poder improvisar. ¡Cómo voy a elegir entre una reconfortante sopa de pescado calentita y las albóndigas con el sabor de mi abuela o el calabapizza! Venga, si me tengo que quedar con una elijo el calabapizza, no por ser mejor, sino porque es la insignia de los piñones (apelativo con el que se refiere a sus seguidoras en redes). Es un ejemplo de improvisación sabiendo que nos queremos cuidar, comer rico y que se haga rápido.

¿Hay que saber cocinar bien para llevar a cabo sus propuestas?

En absoluto. Son aptas para principiantes porque se trata de ponérselo fácil a todo el mundo y que todos entiendan que se puede comer sano, variado, saludable y de una forma rápida. Nada de esto está reñido con que la comida esté muy rica.

¿Qué producto no falta nunca falta en su nevera?

En la nevera, verduras de temporada, huevos, pescado... En la despensa, siempre legumbres y aceite de oliva virgen extra, por supuesto. Pero las verduras y frutas de temporada me parece muy importante incidir en ellas. Es cuando están en su mejor momento y, además, cuando son más económicas.

Las prisas suelen justificar el comer cualquier cosa. Háganos una propuesta rápida de comida y cena para preparar en 10 minutos.

Pues, por ejemplo, un salteado rápido con unas verduras congeladas y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Abrir un bote legumbre y saltearlas con un poco de pimentón. Ricas, sanas y calentitas para invierno. También el calabapizza que decíamos, que es cortar el calabacín en láminas, ponerle un poco de salsa de tomate por encima, una latita de atún y, generosos en orégano, y al microondas 20 minutos... El pastel de berenjenas con jamón y queso al horno en tres capitas está listo también en 20 minutos al horno.

 

¿Improvisa en la cocina o cree que es importante hacer una organización semanal de las comidas?

Creo que el tema del batch cooking que tanto se ha puesto de moda es maravilloso para tener una planificación de lo que vamos a comer, pero realmente en mi caso suele ser utópico intentar hacer esto porque muchas veces me toca improvisar. Además si un lunes cocino de más, pues se aprovecha para el martes. Lo que sí suelo hacer, de hecho, los lunes, es una buena crema de verduras aprovechando lo que tengo en la nevera y me sirve para un par de cenas, para completar alguna comida...

 Cuando sucumbe a un capricho… ¿Cuál es? ¡Que comer bien no es una tiranía como hemos dicho!

Yo también los llamo caprichos, aunque en el fondo no me gusta porque creo que forman parte de la alimentación como productos de consumo ocasional. De vez en cuando me gusta un pedacito de tarta de queso, arroz con leche o torrija, que son mis tres postres favoritos. Y lo como como sea, nada de con los edulcorantes de moda o leches desnatadas... Si toca disfrutar, lo hago y me lo suelo permitir cuando como fuera o estoy de celebración con los amigos o la familia.