scorecardresearch

El PSOE vuelve a ganar y Vox obtiene su primer acta

Carlos H. Sanz
-

Los socialistas suman 28.656votos frente a los 27.803 apoyos del PP, y los dos obtienen el mismo número de actas que en 2019, tres. La séptima en juego pasa de Cs a la formación de Santiago Abascal

El PSOE vuelve a ganar y Vox obtiene su primer acta - Foto: Juan Mellado

El PSOE ganó las elecciones autonómicas en la provincia, una victoria agridulce, pero un triunfo al fin y al cabo, porque aunque los socialistas consiguieron revalidar el triunfo de 2019 y sumar más votos que su principal rival, el PP, los dos continuarán con tres asientos en las Cortes de Castilla y León cada uno. Mientras, Vox confirmó su crecimiento y obtuvo su primer procurador por Palencia en detrimento de un partido, Ciudadanos, que vio cómo se hacían realidad los peores pronósticos.

La candidatura de Jesús Guerrero sumó anoche 28.656 votos, el 33,96 por ciento del total. Suficientes para imponerse por apenas 853sufragios al Partido Popular, pero casi dos puntos por debajo de los obtenidos hace solo dos años y medio. Aquella victoria fue histórica, en tanto que fue la primera vez que los socialistas lo lograban en unas autonómicas en la provincia, pero en esta ocasión, sin nada que celebrar a nivel regional y con una merma de votos que en ningún momento les permitió aspirar a un cuatro procurador. Por lo tanto, victoria agridulce.

Jesús Guerrero, Consolación Pablos y Rubén Illera volverán a sentarse en las Cortes para representar los intereses de los palentinos, pero sobre la mesa quedan preguntas todavía sin respuesta como dónde están los 6.242votos perdidos en este año, más aún cuando los socialistas no han tenido una oposición fuerte en la izquierda.

El PSOE vuelve a ganar y Vox obtiene su primer actaEl PSOE vuelve a ganar y Vox obtiene su primer acta - Foto: Sara MuniosgurenEl Partido Popular, por su parte, pudo celebrar la victoria regional pero no la provincial. Es la segunda vez en dos años y medio que los populares pierden unas elecciones autonómicas en Palencia a manos del PSOE. Sumaron 27.803votos, el 32,95% del total, que es el peor resultado en cualquiera de las citas electorales celebradas, generales y municipales, incluidas. A pesar de todo, vuelve a tener tres procuradores, por lo que Carlos Fernández Carriedo, María José Ortega y Mercedes Cófreces volverán a sentarse en las Cortes.

Si en los planes del PP estaba capitalizar la huida de votos de Ciudadanos, los resultados confirman que no lo hizo, aunque a diferencia del PSOE los populares sí tienen perfectamente identificada la fuga de su electorado: Vox.

El partido de Santiago Abascal confirmó las previsiones y obtuvo su mejor resultado en la provincia. Un total de 15.224 votos, 9.693 más que hace dos años y medio, lo que supone el 18,04% del total. En este tiempo, Vox prácticamente ha triplicado sus apoyos en la provincia y ahora, con la voz de David Hierro en las Cortes, encara de la mejor forma posible las municipales del próximo año. 

El PSOE vuelve a ganar y Vox obtiene su primer actaEl PSOE vuelve a ganar y Vox obtiene su primer actaTres eran las formaciones que hasta ayer habían logrado romper la hegemonía de PP y PSOE en las 11 citas autonómicas celebradas. El CDS lo hizo en el año 1987; Podemos, en 2015; y Ciudadanos en 2019. Aellos se suma Vox con el mejor resultado para una tercera fuerza política en la provincia. 

Ciudadanos y Unidas Podemos. A pesar de que durante la última semana de la campaña electoral las encuestas daban señales de algún símbolo de recuperación en Ciudadanos, las urnas confirmaron el peor de los escenarios. La formación naranja tenía muy complicado repetir su acta en las Cortes y hacer a José Manuel Otero procurador.

La caída de Cs se cuenta en miles, concretamente los 10.112 votantes que han optado por otra formación o por quedarse en casa respecto a hace dos años y medio, cuando sumó 14.669 papeletas y el 15,09% del total de los sufragios. Ayer se quedó en 4.621, apenas el 5,48% de todos los depositados en las urnas, lo que confirma que la formación naranja no ha logrado siquiera recuperar los 5.937 apoyos que recibió en las generales de noviembre de 2019, tras una debacle que reorganizó el partido a nivel nacional, autonómico e, incluso, provincial.  

El panorama en Unidas Podemos es, incluso, peor. La coalición de Izquierda Unida y Podemos sumó anoche 3.638 votos, el 4,31% del total. Es la primera vez que la marca concurría a una elecciones autonómicas por lo que no hay comparación directa, pero sí se puede hacer con los votos que ambas formaciones obtuvieron en 2019. IU sumó 2.040 y Podemos, 4.456, el 2,1 y 4,58 por ciento, respectivamente. En total, 6.496 sufragios, casi el doble, lo que sin duda obligará a la dirección de ambas formaciones a preguntarse por el futuro de la alianza de cara a las municipales del año que viene. 

Otras. Los resultados de la noche electoral dejaron claro también que el proyecto de España Vaciada para Palencia aún está verde. La candidatura encabezada por Nieves Trigueros apenas sumó 2.313 votos, por lo que ni siquiera pudo traspasar la barrera del 3% de los votos que se exige para entrar en el reparto de procuradores. De todos ellos, casi la mitad se concentraron en la capital, lo que demuestra que el camino para convencer al medio rural de que pueden ser una alternativa política es todavía largo.   

Las otras siete candidaturas que concurrían a estas elecciones (Pacma, PCAS, Por un mundo más justo, Puede, Despierta, PCTE y Fe de las Jons) estuvieron por debajo del 1 por ciento de los votos. Tanto los animalistas como los de Falange empeoraron sus datos respecto a 2019, mientras que el proyecto político del controvertido Eduardo Lera sumó 114votos, y la propuesta conformada por jubilados palentinos se quedó en 113 apoyos.

abstención. Todos estos resultados electorales hay que enmarcarlos en un escenario en el que la principal fuerza política fue la de los que se quedaron en casa. La abstención alcanzó el 35,08%, lo que significa que 45.854 palentinos optaron por no participar en las autonómicas. No solo es el porcentaje más alto de todas las citas electorales a las Cortes de Castilla y León que han tenido lugar desde 1983, sino también de todas las municipales y generales. Un récord que marcará para siempre los primeros comicios autonómicos que se celebraron de forma independiente.