scorecardresearch

Neymar y la sombra de Pelé

Diego Izco (SPC)
-

Olvida con Brasil las penas que vive en el PSG y ya suma 74 goles, a tres del récord que dejó 'O Rei'

Neymar y la sombra de Pelé

La figura de Neymar da Silva Santos Júnior siempre ha caminado entre las sombras. Un futbolista descomunal que en el Barça estuvo bajo la de Messi y en el PSG, adonde 'huyó' buscando luz, bajo la de Kylian Mbappé. El que fuese jugador más cotizado del mundo, el fichaje más caro de todos los tiempos (222 millones sin visos de que nadie pueda batirlo a corto plazo), el llamado a gobernar el fútbol planetario en el ocaso de Leo y Cristiano ha tenido y tiene una carrera brutal entre las manos… pero menos de lo que parecía, sobre todo ahora que ya tiene 30 años. 

Sin embargo, la selección nacional ha aparecido como una poderosa vía de escape para reclamar su sitio en el Olimpo de los elegidos. En Brasil, Neymar es el líder incuestionable, el encargado de hacer que el ataque 'verdeamarelho' funcione… y ahora, un serio candidato a salir de la sombra brasileña más grande de la historia, la de Pelé, en la tabla de máximos goleadores históricos: con su tanto de penalti del pasado lunes ante Japón, alcanzó las 74 dianas en compromisos internacionales… y se sitúa a solo tres de 'O Rei'.

La leyenda

Pelé disputó 92 partidos con Brasil entre 1957 y 1971, consiguiendo esos 77 tantos y un promedio (0,84) que todavía es el mejor del fútbol sudamericano. De hecho, solo Messi (86 tantos en 162 partidos con Argentina) supera la cifra global del mito de la 'Canarinha' en la historia de la Conmebol. En la selección, solo Romario (55 goles en 70 encuentros) se acerca al 0,80: Ronaldo (62 en 98) se quedó en 0,62 por partido, Zico (48 en 71) en 0,68, Bebeto (39 en 75) en 0,52… En toda Sudamérica, con al menos 40 dianas marcadas, el mejor porcentaje corresponde al argentino Batistuta (0,7: 54 tantos en 77 duelos internacionales).

Neymar ejerce como capitán futbolístico y espiritual en la rocosa Brasil de Tite. Desde que el técnico de Rio Grande accedió al banquillo (15 de junio de 2016), el combinado nacional apenas ha perdido cinco de los 84 compromisos (64 victorias, un 76 por ciento de éxito) y, de una forma casi paternal, Tite ha logrado que 'Ney' se involucre profundamente en la confección de un equipo ganador. 

El jugador, consciente de que entra ya en la recta final de su carrera (siempre ha manifestado que no la alargará innecesariamente), tiene varias espinas clavadas a lo largo de su trayectoria, y la fundamental es no haber logrado ningún título con Brasil más allá del oro olímpico en 2016. Desde que Neymar Jr. debutó con la absoluta (10 de agosto de 2010), el único trofeo que ha logrado la 'Verdeamarelha' fue la Copa América de 2019… y el futbolista de Mogi das Cruzes se había lesionado en el último partido preparatorio. 

Por eso, Neymar ha tomado 2022 como un año clave en su carrera. Quiere derribar ese techo goleador de Edson Arantes do Nascimento… y quiere el Mundial de Catar. Así como Pelé luce tres Campeonatos del Mundo en sus vitrinas (Suecia'58, Chile'62 y México'70), los recuerdos mundialistas de su 'alumno' son deprimentes: en 2010 Dunga no lo incluyó en la lista para viajar a Sudáfrica; en 2014, actuando como anfitrión, un rodillazo del colombiano Zúñiga en cuartos de final le provocó una lesión… y en semifinales Brasil caería por 1-7 ante Alemania; y en 2018, lideraba al gran favorito hasta encontrarse con Bélgica y una nueva pesadilla: dos postes, un autogol, varias paradas milagrosas de Courtois y un 1-2 final para el conjunto europeo. 

Último tren

Neymar sabe que Catar es su última oportunidad en plenitud. De aquí al 24 de noviembre, cuando Brasil debute en el Mundial ante Serbia, la selección jugará otros tres partidos de preparación… puede que el genio del PSG llegue ya como máximo realizador histórico de su país, reclamando ese hueco en las leyendas que el fútbol de clubes le ha 'negado': apenas una Libertadores con Santos y una Champions con el Barça. Pelé fue un genio universal sin haber cruzado el charco (solo jugó en el Santos y en aquel retiro dorado llamado Nueva York Cosmos) y fue la selección la que le catapultó a la gloria. 'Ney', medio siglo después del último partido de Pelé con su país, ha visto claro el objetivo del año. 

«No hay una lucha por ser el máximo goleador histórico de Brasil. Estoy contento de ayudar con mis tantos al equipo, pero es solo un número. Pelé, Ronaldo, Romario, Zico... son mis ídolos y les respeto. Nunca seré mejor que ellos». Son palabras de Neymar en 2018, cuando el récord estaba lejos. Hoy ya está entre los elegidos.