Asaja urge contratar el seguro agrario

Rubén Abad
-

De esta manera, asegura la organización agraria, se contará con las máximas coberturas

Asaja urge contratar el seguro agrario

Asaja Palencia ha celebrado una jornada sobre seguros agrarios coincidiendo con el comienzo de una nueva campaña de contratación. La organización, que cada año actualiza la formación de sus técnicos para ofrecer el mejor servicio a sus afiliados, advierte de la importancia de contratar cuanto antes los seguros para afrontar la campaña con tranquilidad y poder disponer de las máximas coberturas desde el principio, sin perjuicio de poder más adelante introducir las modificaciones que sean necesarias.


La organización agraria recuerda que el seguro «hoy por hoy es imprescindible», ya que los fenómenos meteorológicos nos sorprenden cada año y fluctúan entre la sequía extrema, el pedrisco, las heladas y las precipitaciones descompensadas. «El cambio climático es una realidad  que ha impactado de lleno en el sector, y por tanto la única herramienta que tiene el sector agrario y ganadero para afrontar los riesgos y garantizar su renta», señalan.
La organización destaca que el nivel de aseguramiento en la provincia, con cobertura de sequía, llega al 50 por ciento, y en total, supera el 80 por ciento en cereales, leguminosas y oleaginosas.


Novedades

Una de las novedades de esta campaña es que después de muchos años reclamándolo, «por fin» el Ministerio de Agricultura, a través de Enesa, y la entidad Agroseguro, han ampliado en el Plan 2020 las coberturas en los módulos 1 y 2 del seguro de cultivos forrajeros, cubriendo los daños por sequía en el cultivo de la alfalfa para forraje.


Se garantiza así para las alfalfas, igual que en el caso de los cereales, hasta el 70 por ciento de las pérdidas ocasionadas por la sequía sobre el rendimiento máximo asegurado que ya viene fijado por la comarca agraria donde radica la explotación agrícola.


Palencia tiene un gran peso en lo que a superficie de alfalfa de secano se refiere, ya que supone el 29 por ciento del territorio nacional, mientras Castilla y León es la región más productora, con el 75 por ciento de superficie cultivada en esta modalidad de forraje. La provincia suma 24.500 hectáreas de alfalfa total, una cantidad considerable (el 38 por ciento de Castilla y León).