Un año sin carné y 195.000€ por un atropello mortal

ALBERTO ABASCAL
-

La víctima, una mujer de 87 años, falleció casi dos meses después del siniestro a consecuencia de una infección derivada del traumatismo sufrido por el impacto

Un año sin carné y 195.000€ por un atropello mortal

La Audiencia Provincial ha condenado al conductor de un turismo como autor responsable de un delito de homicidio imprudente menos grave a 1.080 euros de multa, la privación del derecho de  conducir durante un año y a que indemnice, en el apartado de la responsabilidad civil, con 195.000 euros para los herederos, tras atropellar a una mujer de 87 años en un paso de cebra de la calle Jardines de la capital y que como consecuencia de las heridas sufridas falleció casi dos meses después.


La Sala, con esta sentencia a la que ha tenido acceso Diario Palentino, ha revocado la sentencia absolutoria dictada en primera instancia por el Juzgado de lo Penal en julio de este año. Según el texto legal, resulta probado que sobre las nueve horas del día 21 de diciembre de 2017 el acusado conducía el vehículo de su propiedad por la calle Jardines cuando en un momento dado y en el sentido de la marcha a la calle Antonio Machado, al llegar a la altura del paso de peatones situado en el número 1 de la calle Jardines, se detuvo ya que cruzaba una persona y al reanudar la marcha, y como quiera que se vio deslumbrado por el sol lo que limitaba su visibilidad, no se percató de la presencia de otro peatón que cruzaba por el paso, concretamente una mujer , por lo que golpeó a la misma, cayendo al suelo.   


A consecuencia del impacto, la mujer sufrió  varias lesiones, entre ellas, un traumatismo craneoencefálico. 


La lesionada permaneció ingresada presentando evolución favorable siendo dada de alta el 8 de enero de 2018, pero falleció el 17 de febrero tras el empeoramiento de su estado debido a una infección como consecuencia de una neumonía.

 

Conducta imprudente

La sentencia de instancia consideró que la conducta imprudente del acusado solo podía ser calificada como leve. 


Ahora, el alto tribunal de la provincia mantiene que «se puede  afirmar que el origen de la neumonía estuvo en el traumatismo inicial y sus graves consecuencias. De todo lo cual podemos concluir que la infección sufrida no fue una circunstancia ajena al traumatismo originario, sino consecuencia directa al ser desencadenante, pudiendo establecerse una clara relación causal que lleva desde el traumatismo hasta la muerte». 


«La infección en que consiste la neumonía no fue una circunstancia extraña al proceso traumático sino una consecuencia del mismo y, por tanto, englobada dentro de la causalidad natural que desde la acción del acusado lleva hasta el resultado muerte», reitera la sala.


De hecho, el tribunal señala en su exposición que se inclina por considerar que «sí existe relación causal entre las lesiones que provocó el accidente y el fallecimiento de la mujer».