scorecardresearch

ConVivimos posibilita que once migrantes encuentren un empleo

DP
-

También se ofrece a a los participantes apoyo en trámites administrativos y formación transversal

ConVivimos posibilita que once migrantes encuentren un empleo - Foto: DP

Tejer una red de apoyo que facilite la integración e inclusión social de personas migrantes que hayan elegido Aguilar de Campoo y su entorno como lugar de destino. Este es el principal objetivo del programa ConVivimos que la Fundación Santa María la Real puso en marcha en mayo, gracias al apoyo de Fundación la Caixa y la Agrupación para el Desarrollo Comarcal de la Montaña Palentina. 

«El primer paso fue crear una red de apoyo local, que integra asociaciones, grupos de acogida, CEAS, administraciones, sindicatos, empresas y entidades dispuestas a colaborar activamente en la inclusión sociolaboral de personas migrantes», explica Nuria Estalayo, responsable de la iniciativa. 

Su reto inicial era prestar un apoyo cercano y personalizado durante seis meses a 30  migrantes de Aguilar  y comarca, dividos en dos grupos de 15. Hasta el momento, ya han ayudado a medio centenar de personas, once de ellas han encontrado empleo y otras tantas están en proceso de lograrlo. «En su mayoría proceden de Paraguay, Marruecos, Colombia, Venezuela, Perú, República Dominicana, Argentina y Bolivia», concreta Estalayo.

casos.  Carolina Álvarez, natural de Paraguay,  lleva viviendo en Aguilar de Campoo tres años. El arranque del programa ConVivimos coincidió con el nacimiento de su hija y quiso apuntarse para encontrar un empleo. El resultado no pudo ser mejor y ahora forma parte de la plantilla de la residencia Santísima Trinidad, apoyando a la comunidad religiosa que se encarga de su gestión, en el cuidado de personas mayores.  

Otro caso de éxito, es el de Leticia Vargas, compatriota de Carolina, quien lleva 19 años en España y gracias al programa se ha incorporado al equipo de limpieza de la Fundación.

Durante su estancia en el programa se les ofrece apoyo en tres áreas fundamentales: solución de trámites administrativos, formación transversal y especializada  y, finalmente, apoyo en la búsqueda de empleo. 

«El trabajo diario con cada una de las personas que integran el programa nos ha permitido conocer de primera mano sus necesidades, como, por ejemplo, el aprendizaje del idioma, particularmente necesario en mujeres de procedencia marroquí y ahora en familias que llegan de Ucrania», comenta la responsable de la actividad.  

De hecho, en colaboración con el centro San Juan de Dios, ConVIvimos está ayudando a 12 personas procedentes de Ucrania a familiarizarse con el idioma. Entre ellas, está Svetlana Petrenko, quien valora mucho las clases de español, con las que «aprender y memorizar palabras nuevas, para comunicarnos con la gente en las calles, sentirnos cómodas y para que nos sintamos como en nuestra propia casa». Las clases de español constituyen también una vía de escape para «no pensar en las cosas difíciles».

Junto a las competencias transversales, los participantes reciben formación específica en dos sectores como la atención socio sanitaria y la agroalimentación, que ofrecen importantes nichos de empleo en la comarca. De hecho, pronto finalizará el curso de asistencia personal, en el que han participado 17 migrantes del programa.

«En septiembre tenemos previsto comenzar con una nueva formación orientada a la búsqueda de empleo y a reforzar sus habilidades transversales», comenta la responsable de la actividad, quien recuerda que su principal reto sigue siendo facilitar a los participantes un mejor acceso al mercado laboral, «les ayudamos a trazar sus propios mapas de empleabilidad, ajustados a sus necesidades para que puedan entrar en contacto con empresas o entidades de la comarca».

Aunque ConVivimos ya lleva un tiempo funcionando, quienes lo deseen aún pueden participar. De hecho, en octubre se llevará a cabo un taller de integración, avalado por la Junta de Castilla y León, que incidirá en aspectos o materias que pueden facilitar la inclusión de las personas migrantes. Quienes estén interesados en participar, tanto en el programa como en el taller, pueden solicitar información en la sede de la Fundación en Aguilar de Campoo (Avda. Ronda, 1-3), o a través del correo electrónico nestalayo@santamarialareal.org.