scorecardresearch

BBVA defiende que CyL crecerá un 2,9% en 2022 y un 2,1 en 2023

SPC
-

Pep Ruiz entiende que la rebaja de impuestos del Ejecutivo puede estimular el gasto pero advierte de que es preciso garantizar la sostenibilidad de las cuentas

La directora de la Territorial Noroeste de BBVA, Marta Alonso, y economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, presentan la nueva edición del informe ‘Situación Castilla y León’. - Foto: Miriam Chachón (Ical)

El responsable de análisis regional de España de BBVA Research, Pep Ruiz, afirmó hoy que la Junta de Castilla y León tendrá que revisar sus estimaciones de crecimiento para este año, del 4,9 por ciento, "tarde o temprano", y defendió la rebaja de sus previsiones para 2022 para la Comunidad hasta el 2,9 por ciento, y del 2,1 por ciento para 2023. Ruiz y la directora de la Territorial Noroeste de BBVA, Marta Alonso, desgranaron hoy en Valladolid, los datos del último informe de 'Situación Castilla y León', que presentaron a un centenar de empresarios de la Comunidad.

Pep Ruiz afirmó que "acertarán" más que la Junta en el contexto actual marcado la guerra de Ucrania, y la hiperinflación, sobre todo energética y de materias primas, con su impacto sobre todo en la industria, aunque le gustaría que "acertase más" el Ejecutivo autonómico. En este sentido, indicó que revisaron sus estimaciones 1,5 puntos para este año respecto a las de hace tres meses, cuando no diferían mucho con las de la Consejería de Economía y Hacienda, y expuso que las estimaciones del Ejecutivo están dirigidas más a marcar unos objetivos políticos.

Ruiz aseguró que Castilla y León no alcanzará sus niveles de PIB prepandemia este año, aunque si logrará los mismos niveles de PIB per capita, algo que no se alcanzará en el conjunto nacional hasta 2023, año en el que la Comunidad, lo superará en un tres por ciento, muy relacionado con el factor demográfico, es decir, la despoblación.

El experto de BBVA también analizó la bajada de impuestos aprobada por la Junta, posible, dijo, por la llegada de fondos extraordinarios para hacer frente a los gastos derivados de la covid. Una rebaja que "puede estimular el gasto", aseguró, pero advirtió de que es necesario ser "muy selectivo", porque en la situación actual con un elevado déficit, es imprescindible garantizar la sostenibilidad de las cuentas. Al respecto, razonó que es preciso actuar "con tiento" en este campo y no bajar más impuestos para "no poner en una situación insostenible a las cuentas públicas" y apostó por actuar en esta materia cuando sea posible reducir el gasto de las administraciones junto al déficit.