scorecardresearch

«Nadie es responsable de lo que haga un adulto»

Jorge Cancho
-

Ha realizado dos paseíllos en el presente ciclo isidril tras la grave cornada que sufrió en esta misma plaza en 2019 que a punto estuvo de costarle la vida. Él es uno de los principales atractivos para la juventud a la hora de ir a los toros

«Nadie es responsable de lo que haga un adulto» - Foto: Óscar Navarro

Dos tardes en San Isidro, un justo premio tras el gravísimo percance que sufrió en Madrid en 2019

Mucho tiempo sin volver a Las Ventas y eso tiene su lado bueno, pues me permitió recuperarme bien tanto física como mentalmente de aquella grave cornada que sufrí, pero también tiene su lado malo, ya que perdí el ritmo de trabajo. Dos paseíllos este año en San Isidro que creo que fueron un premio tras lo sucedido en 2019. 

Había reaparecido un año antes en Navalcarnero, si bien no toreó más. ¿Por qué?

Ese día lloré de alegría al ponerme de nuevo delante de la cara del toro, al que por cierto realicé una de esas faenas que quedarán para siempre en mi recuerdo. Pero tras finalizar se me inflamó mucho el tobillo y preferí parar para no empeorar las cosas.

El recibimiento que le tributó el público en la primera de esas dos tardes en Las Ventas, la del 12 de mayo concretamente, puso la carne de gallina a más de uno

He de reconocer que la acogida que me brindó el público venteño en mi reaparición en Madrid fue preciosa. Esa ovación que me dedicó el respetable al romperse el paseíllo me supo a gloria después de tantos y tantos meses de sufrimiento. Sin duda, fue una forma de resarcirme y la prueba evidente de que lo mucho que había luchado para recuperarme había merecido la pena.

Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino

 

ARCHIVADO EN: Las Ventas, Madrid, Toros, Perdi