scorecardresearch

Mañueco ve las tradiciones como instrumento de progreso

SPC
-

El presidente de la Junta destaca que el Año Jubilar en torno a la figura de San Pedro de Alcántara en Arenas de San Pedro será un revulsivo económico y turístico para la provincia de Ávila

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, participa en los actos con motivo del IV Centenario de la beatificación y patronazgo de San Pedro de Alcántara. - Foto: Ricardo Muñoz Martín (Ical)

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, llamó hoy no sólo a defender, sino también a emplear como instrumentos de progreso los usos y costumbres como fiestas, tradiciones y devociones para impulsar la España del interior y encontrar alternativas para ella.

Así lo señaló en los actos con motivo de la celebración del IV Centenario de la Beatificación y Patronazgo de San Pedro de Alcántara, en la localidad abulense de Arenas de San Pedro, donde advirtió de que si se quiere impulsar la España del interior y encontrar alternativas para ella resulta esencial preservar sus usos y costumbres, por lo que valoró todas las celebraciones previstas en torno a esta efeméride y la triple virtualidad.

Por un lado, señaló, la religiosa, para acercar la figura de San Pedro de Alcántara. Por otro, añadió, contribuirán a reforzar una identidad, un vínculo esencial de Arenas y el Valle del Tiétar con una de sus figuras de referencia y con sus tradiciones. Además, será revulsivo económico y turístico, de espiritual o cultural, movilizando personas y recursos que aportarán un notable impulso a empresas y comercios de la zona.

Fernández Mañueco, que ha formado parte de la constitución de la Comisión de Honor del IV Centenario de la Beatificación y Patronazgo de San Pedro de Alcántara, felicitó a todos los vecinos por esta celebración con la que da comienzo un intenso Año Jubilar en torno a una figura de referencia de la Iglesia Católica, con una dimensión universal y que precisamente realizó su última fundación en Arenas de San Pedro, donde falleció y reposan sus restos, explicó.

Con permiso del próximo martes, cuando comenzará el Año Jubilar con la apertura de la Puerta Santa en el santuario de Arenas de San Pedro, este domingo se vivió la inauguración oficial con la constitución de la Comisión de Honor. Fue una primera oportunidad para poner de manifiesto cómo este año será un tiempo de fomento religioso pero también un revulsivo religioso y turístico.

Esas fueron las palabras que utilizó Fernández Mañueco en su intervención durante el acto celebrado en la Capilla Real del Santuario de San Pedro de Alcántara, el mismo lugar donde reposan los restos del santo. Habló de la movilización de "muchísimas personas" y los recursos para impulsar empresas y comercios en Arenas de San Pedro y la comarca.

Fernández Mañueco felicitó a todos los vecinos por esta celebración con la que da comienzo un intenso Año Jubilar. En este sentido, destacó los peregrinos que llegarán a la localidad, que es un "importante centro de peregrinaje", y que estará acompañada de actos de todo tipo durante este centenario.

En los discursos, el presidente de la Diputación de Ávila, Carlos García, se refirió a la "variedad y riqueza" del programa de este año donde se "aprecia la dimensión" de este centenario. Se abren, dijo, las puertas de un "año muy especial" donde Arenas será un referente.

El obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, tuvo palabras para recordar la relación de San Pedro Alcántara y Santa Teresa de Jesús, en un momento en que "nos pide nuestro corazón poder celebrar". Puso énfasis en dos puntos principales, por un lado fijarse en la santidad de Pedro de Alcántara y, por otro, que era un hombre desprendido, de la pobreza. Por ello invitó a que el centenario sirva como una invitación a romper los individualismos y egoísmos y lleve a la lucha "por el bien común".

El alcalde de Arenas de San Pedro, Juan Carlos Sánchez Mesón, anfitrión del acto, explicó que se conmemorará este centenario con actos culturales, lúdicos, festivos y sociales pero, sobre todo, religiosos, con impacto en Arenas de San Pedro, la comarca y toda la provincia de Ávila. "Nos sentimos orgullosos de nuestro santo patrón", aseguró, y lo dejó de manifiesto en el momento de empezar una "aventura ilusionante" en la que mostró su deseo de que el inicio del centenario "sea también el del fin de esta maldita pandemia".

Por su parte, el ministro provincial franciscano, Joaquín Zurera, destacó la figura de Pedro de Alcántara y pidió que los actos no sean solo simplemente acumular eventos "sino que signifique una auténtica conversión".

La apertura oficial del centenario se realizó con el acto en la Capilla Real del santuario, en un evento que contó con una amplia presencia de representantes de la vida política, social y de los cuerpos y fuerzas de seguridad. Entre los asistentes se contó con diputados y senadores, representantes de la Junta de Castilla y León y de la Diputación de Ávila, además de la corporación municipal del Ayuntamiento de Arenas de San Pedro.

Todos ellos fueron testigos de la constitución de la Comisión de Honor que, con la presidencia de los Reyes de España, está formada por los intervinientes en el acto (que recibieron la estatua del centenario) y el delegado territorial de la Junta, el director de la Institución Gran Duque de Alba, el guardián del santuario, el diputado de Cultura, el párroco de Arenas de San Pedro, representantes de los diferentes partidos con representación en el Ayuntamiento de Arenas y una representante de la Orden Franciscana Seglar.

Antes del comienzo del acto oficial, el presidente de la Junta de Castilla y León firmó en el libro de honor en el Ayuntamiento con una rúbrica en la que dejó palabras de enhorabuena y sus deseos de "éxito". Destacó además el "arraigo y devoción" que siempre se ha manifestado a Pedro de Alcántara.

Aunque este domingo se realizó la inauguración oficial, será el martes 19 de octubre cuando comience el Año Jubilar Alcantarino, con la apertura de la Puerta Santa y la celebración eucarística presidida por el obispo de Ávila. El prelado abulense impartirá la bendición papal con la anexa indulgencia plenaria como corresponde el decreto de Año Jubilar del 19 de octubre de 2021 y la misma fecha de 2022, tras la solicitud que hizo en su momento el obispo de Ávila y que fue concedida por la Santa Sede.