scorecardresearch

Armisén pide la participación en los fondos europeos

DP
-

La presidenta de la Diputación solicita en Almería que las convocatorias de movilidad, vivienda y agenda urbana «se hagan pensando en el mudo rural y no sólo en el urbano»

Imagen de la reunión de la comisión de diputaciones, cabildos y consells de la FEMP que se celebró en Almería.

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, solicitó en la reunión de la comisión de diputaciones, cabildos y consells de la FEMP celebrada ayer en Almería la participación de los gobiernos intermedios, como es el caso de la instituciones provinciales, en la gestión de los fondos de europeos, así como ampliar los plazos de las convocatorias sobre todo las dirigidas al mundo local. 

Además, la también presidenta de la Federación Regional de Municipios y Provincias pidió que las convocatorias de movilidad, vivienda y agenda urbana «se hagan pensando en el mudo rural y no sólo el urbano».

De igual modo el presidente de la Diputación de Almería y presidente de la comisión, Francisco Reyes, destacó que «las diputaciones son las administraciones que vertebran y equiparan territorios, son clave para que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades. Porque hay que tener en cuenta que el 50 por ciento de los municipios de España tienen menos de 500 habitantes, pero sus habitantes deben tener los mismos derechos que los que viven en las grandes urbes».

La cita más de este órgano de la federación, que desde 2015 viene celebrándose fuera de la sede central de la FEMP con el objetivo principal de hacer más visible el importante papel que desarrollan estas administraciones locales en sus respectivos territorios, no solo ha servido de foro de debate e intercambio de ideas, sino también de punto del que emane ese acuerdo para que las diputaciones tengan un papel fundamental en el reparto de los fondos europeos que lleguen al país.  Por eso, desde esta comisión reclaman que «es vital que las grandes administraciones se fijen en las diputaciones como mecanismo de capilarización de esas inversiones». Un ejemplo claro de ese saber hacer en cuanto a gestión de presupuesto es el trabajo realizado por los 8.000 alcaldes y alcaldesas repartidos por todo el territorio español, que «han trabajado duro y con fondos propios han afrontado el gran reto de dar respuesta a los problemas derivados de la pandemia».