scorecardresearch
Editorial

Fondos europeos para emprendimiento y relevo generacional en la Montaña

-

Ese trabajo de dinamización empresarial en la comarca es plausible

Hubo quien se encerró en sí mismo, casi como en una extensión del propio confinamiento, durante lo peor de la pandemia. Hubo quien, desgraciadamente, tuvo que tirar la toalla y cerrar negocios o aplicar un erte temporal a su plantilla, en un intento a veces titánico de supervivencia. También los hubo que, al pertenecer a sectores y actividades considerados esenciales, no dejaron de trabajar ni un solo día y mantuvieron sus ingresos y a sus trabajadores pese al estrés y los esfuerzos sobrevenidos. 

Y lo mejor de todo es que durante el bienio de la pandemia se pusieron en marcha diez proyectos de emprendimiento en la Montaña Palentina, con el apoyo de su asociación comarcal de desarrollo y una aportación de medio millón de euros de los fondos europeos Leader. Servicios turísticos, como apartamentos y un restaurante-bufé; personales de fisioterapia, clínica dental y peluquería; agrícolas, de reparación de coches, gestión de residuos y fabricación de mobiliario invirtieron más de 1,6 millones y crearon dieciséis empleos. 

Y si bien es cierto que la crisis sociosanitaria redujo el número de nuevas iniciativas de emprendimiento e incrementó las de modernización de empresas ya existentes, sí se llevaron a cabo esas diez instalaciones. Hubo dificultades, como es lógico, y el grupo de acción local se vio obligado a agilizar las tramitaciones, simplificar o reducir la burocracia y crear líneas de apoyos directos, pero se lograron los objetivos y la comarca norteña siguió dando muestras de vitalidad durante esos años especialmente duros. Aprovechó asimismo para afianzar la colaboración con la Diputación en aspectos como los puntos de la recarga eléctrica, la señalización de las zonas arqueológicas y ganaderas y la divulgación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Claro que la finalidad de las asociaciones comarcales de desarrollo es precisamente esa, la de procurar en todo momento que no se frenen las iniciativas por falta de apoyos o por especiales dificultades de tramitación y de ejecución, pero la pandemia del covid-19 bien podía haber ralentizado al máximo, o incluso paralizado, las agendas y sin embargo no fue el caso de la de la Montaña Palentina. 

Otro aspecto positivo de su actuación y de la capacidad de emprendimiento de la comarca es haber llevado a término, con ese importante apoyo económico de los fondos Leader, varios proyectos de relevo generacional. Son significativos por cuanto dan continuidad a empresas y negocios conocidos y reconocidos en sus localidades, contribuyendo al dinamismo económico, y porque fijan población al mantener a los hijos en las firmas de sus padres y abuelos. 

Es un trabajo plausible que, sin ser la solución definitiva a los problemas de la provincia, contribuye a paliarlos y genera confianza.