¡Señalados!

J.M.F. (SPC)
-

Las derrotas del Madrid y el Barcelona ante el Cádiz y el Getafe ponen en el punto de mira a sus respectivos entrenadores, Zidane y Koeman

¡Señalados! - Foto: AFP7 vía Europa Press

Hacía más de 20 años que no pasaba lo que sucedió el pasado sábado:que perdieran Real Madrid (contra el Cádiz) y Barça (Getafe) sin anotar un gol. En aquella ocasión, 6 mayo de 2000, los culés cayeron en casa ante el Rayo (0-2) y los blancos fueron derrotados en casa del Alavés (1-0). Curiosamente, el inquilino del banquillo blaugrana era holandés también, Louis van Gaal. En el merengue un tal Vicente del Bosque. Ahora, sus sucesores, Ronald Koeman y Zinedine Zidane son señalados como los máximos culpables de los dos fiascos.   
La derrota más sonrojante fue la de los madridistas, ya que el Cádiz era un recién ascendido y, antes de que empezara la temporada, según algunos medios, figuraba como el máximo favorito para irse a Segunda. 
Lo que ha quedado claro es que, a día de hoy, como no se refuerce maravillosamente bien en enero (en la Séptima tuvieron mucho que ver los ‘regalos de Navidad’ Panucci y Karembeu), el Madrid lo va a pasar muy mal tanto en Europa como en la competición nacional, que la ganó la temporada pasada por un enorme ‘fondo de armario’ (James, Bale, Ibrahim...) del cual ahora adolece. Y es que la segunda unidad está fallando estrepitosamente, con Isco, Marcelo, Lucas y Jovic a la cabeza, a lo que hay que añadir que el preparador blanco no termina de confiar en Vinicius Jr. y Martin Odegaard, al que le dijo tanto a él como al club que iba a jugar muchos minutos.   
¡Señalados!¡Señalados! - Foto: Rodrigo JiménezPero ahora toca pensar en el Shaktar, con el que juega el próximo miércoles, pero antes tenía Zidane que analizar la derrota sufrida ante el Submarino amarillo. La plantilla hizo ejercicio de autocrítica antes de enterrar lo ocurrido. Fue una charla larga, algo tensa, si bien ya en los entrenamientos, mimó a los titulares del pasado sábado y trabajó con intensidad con los suplentes. Incidió en el ensayo de remates a puerta con el objetivo de recuperar el gol perdido tras un inicio de temporada con un pobre bagaje, seis goles en cinco partidos disputados.


Griezmann

Mientras, en el campo 2 de la Ciudad Deportiva del Barcelona, Koeman ponía a tono a los suyos tras el varapalo sufrido en Getafe con un Griezmann reinvidicativo que naufragó y perdonó lo imperdonable. Se sabía de sobra que el equipo ‘azulón’ es una maraña que atenaza a los ‘grandes’, pero no tuvo recursos el holandés para desactivar el entramado. La mejor noticia es la irrupción a lo grande de Pedri. Mañana viene el débil Ferencvaros.