La otra limpieza que también evita contagios

J. Benito Iglesias
-

Lavanderías y tintorerías palentinas que ayudan a desinfectar vehículos policiales y empresas que mantienen la higiene en comunidades vecinales y oficinas suman a diario contra el coronavirus

La otra limpieza que también evita contagios - Foto: Juan Mellado

Corren riesgos como tantos otros colectivos, mantienen a diario su tarea laboral al tratarse de servicios esenciales y contribuyen a que muchas personas puedan evitar contagios en la crisis del coronavirus. Se trata de tintorerías, lavanderías y empresas que prestan sus servicios de limpieza en comunidades de vecinos, oficinas, empresas, hospitales, centros de mayores o donde son requeridas.
Son sectores productivos poco reconocidos, muchos autónomos con empleados a su cargo y héroes anónimos que velan por el  bienestar, en este caso la higiene, de quien mantiene una lucha denodada contra el Covid-19. Y lo hacen con la persiana arriba a pesar de que sus ingresos y demanda de servicios habituales han caído mucho.
«En el día a día trabajamos un poco para clientes sin lavadora en casa o que requieren servicio de plancha y la ropa se entrega a domicilio. Las ventas sobre lo habitual han caído un 95 por ciento  ya que hay muchas actividades paradas y la gente está en casa. Ojalá esto no dure mucho y podamos seguir con el negocio y la clientela. No pedimos nada, pero se debería flexibiliar el pago de cuotas sociales e impuestos», señala Bruno Carlón, dueño de la tintorería ecológica Electrolux en la capital.
La otra limpieza que también evita contagiosLa otra limpieza que también evita contagiosEste pequeño establecimiento, con dos trabajadores autónomos y una empleada, se ofreció desde el primer momento de forma altruísta a utilizar una máquina de ozono para desinfectar los vehículos oficiales de Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local que patrullan a diario, aunque esta última ya disponía de un equipo. «Además, la Junta de Castilla y León pidió que varios chóferes trajeran sus coches. Otra labor que solicitó el Ayuntamiento de Grijota, donde gente del pueblo confecciona mascarillas, es desinfectarlas y lo estamos haciendo. Pudimos cerrar como otras tintorerías, pero pensamos que había que ayudar aunque apenas saquemos ingresos para pagar la luz», dice Bruno Carlón.
empresas de limpieza. Limpiezas Vayma es otra pequeña empresa -con dos socias trabajadoras y siete empleadas- que se afana  a diario en dejar impolutas las comunidades de vecinos de la ciudad e instalaciones de empresas y oficinas. «Ahora solo trabajamos en portales de comunidades vecinales, un 60 por ciento de nuestros ingresos, pero el otro 40 por ciento está en el aire al haber cerrado por un ERTE muchos clientes de oficinas y negocios. Solo vamos a una farmacia y ojalá, luego, estas empresas vayan bien y sigan como clientes, ya que hemos tenido que reducir horas a nuestras empleadas», explica María Teresa Aguado.
En el trabajo diario se extreman en la medida de lo posible las tareas de limpieza que recomiendan las autoridades sanitarias. «Se aplican los tantos por ciento correspondientes de agua y lejía y nos focalizamos en las comunidades en limpiar ascensores, llamadores, puertas, pasamamos, porteros automáticos, etc. Si hubiera algún positivo en un bloque vecinal nos lo tienen que comunicar para desinfectar todo el edificio», expone.
La otra limpieza que también evita contagiosLa otra limpieza que también evita contagiosSobre la posibilidad de un contagio, María Teresa Aguado señala que existe cierto miedo. «No sabes quién entra en un portal o qué ha tocado. Proporcionamos máscaras y guantes a nuestras trabajadoras pero escasean. Algunas empresas de limpieza nos apoyamos pero las autoridades, ya que somos un servicio esencial, deberían darnos algo de material», se lamenta.