scorecardresearch

El Campo de la Juventud estrenará la red de calor de Palencia

César Ceinos
-

La empresa promotora anuncia que la instalación se pondrá en marcha en octubre

Aspecto actual del interior de la central de biomasa. - Foto: Óscar Navarro

La red de calor de DH Eco Energías (Palencia Eco Energías) se prevé que entre en funcionamiento el próximo mes de octubre. Así lo aseguró el presidente de la empresa, Teo López, en una visita que efectuó durante la mañana de ayer a las obras en la central de biomasa que se está construyendo en la calle de Los Torneros del polígono de San Antolín.

Mil viviendas agrupadas en una veintena de comunidades situadas en las inmediaciones del Campo de la Juventud serán las primeras en utilizar este sistema de calefacción y agua caliente en la capital provincial . Antes de que acabe el año se irán sumando otros 30 edificios de la zona hasta alcanzar el medio centenar de edificaciones, o lo que es lo mismo, unos 2.000 inmuebles que no tienen que ser necesariamente residencias familiares, según los cálculos de López, quien hizo hincapié en que todos estos vecinos desterrarán el gas y el gasóleo y lo sustituirán por energía renovable. En este caso, el combustible de la central de biomasa que dará servicio a los abonados será astilla forestal extraída en su mayor parte de pinares ubicados no muy lejos de la ciudad.

Pero los planes de DH Eco Energías continuarán por otros puntos de Palencia. Su máximo responsable recordó que a la primera fase le sucederá una segunda que llevará la red de calor por las avenidas de Modesto Lafuente, Manuel Rivera y Casado del Alisal. Estas obras, si todo marcha como está pensado, se iniciarán durante el próximo 2023 y se dirigirán a un centenar de edificios más, lo que aproximadamente vendrán a ser unas 3.000 viviendas y otros locales. En total, entre ambas etapas, 150 edificaciones y 5.000 inmuebles podrán conectarse a esta red de calor. 

Además, para el futuro está ideado un ramal que llegue hasta la zona de Pan y Guindas y otro que sirva al barrio de SanTelmo. La inversión de los cuatro planes ascenderá a cerca de 40 millones de euros, manifestó el promotor antes de hacer hincapié en la repercusión que tiene la construcción de la red en el empleo de la ciudad. «Han trabajado en la creación de la central de biomasa y en el resto de la instalación 30 personas, una cifra que continuará estable en el futuro», expuso. Por otro lado, manifestó que con el consumo de biomasa «haremos una labor de limpieza de montes y a la vez damos empleo en el ámbito local». «Trabajaremos en nuestro entorno y no compramos combustible, del que no sabemos ni su precio de mañana, a países como Argelia, Arabia Saudí o Rusia. Esto que parece una obviedad se ha convertido en algo que no se ha valorado y hemos visto el resultado: no estamos seguros ni del suministro de gas y nuestros montes, por no sacar la biomasa, están abandonados y conocemos la suerte que han corrido», añadió. 

Por otro lado, López insistió en que esta iniciativa también es beneficiosa para el bolsillo de los ciudadanos y para el medio ambiente. En el primer caso, declaró que la factura no dependerá del coste del petróleo y que la factura descenderá «del orden de un 25% del precio de los combustibles fósiles» y en el segundo, manifestó que «los tanques de gasóleo saldrán de los edificios» y que las chimeneas de las viviendas dejarán de lanzar gases a la atmósfera, lo que «repercutirá en la calidad del aire».Asimismo, explicó que las emisiones procedentes de la caldera pasan por«exigentes» filtros antes de lanzarse al exterior. «Cuando el humo sale de la central de biomasa no se sabe si la instalación está encendida o apagada», comentó.

Respecto a las tuberías que llevarán el agua caliente desde la calle Los Torneros hasta los edificios, el presidente de DH Eco Energías hizo hincapié en que están revestidos con un «aislamiento especial» para que no se enfríe en el trayecto. «Sale de la central a unos 100 grados centígrados y la temperatura únicamente puede descender unos tres grados centígrados», aseveró. Dentro de cada comunidad, las cañerías se prolongan hasta el cuarto de calderas, donde se instala una subestación que intercambia este calor a los circuitos de la calefacción. «No es necesario ni quitar la instalación anterior. En caso de que en un edificio no se renueve el contrato, el sistema de calefacción y agua caliente a través de gas o gasóleo sigue intacto», concluyó López.

 

Los primeros estudios en Palencia comenzaron hace cuatro años

Una Red de Calefacción Centralizada o district heating es un sistema de suministro de agua caliente sanitaria y calefacción (en algunos casos también refrigeración) a distintos edificios a partir de una planta central. Consta de una central térmica, una red de distribución y subestaciones de transmisión térmica en los edificios. Las centrales de generación de energía se diseñan para abastecer el total de la demanda de calefacción, de refrigeración y de agua caliente sanitaria. El tipo de central depende de varios factores tales como el combustible que se utiliza, la tecnología y la ubicación escogida. Las redes están formadas por un entramado de tuberías aisladas.

En el caso de Palencia, López explicó que los estudios iniciales de DH Eco Energías para llevar la red de calor por el casco de la ciudad tuvieron lugar en 2018. Durante el ejercicio siguiente se llevó a cabo la solicitud de las licencias, mientras que las obras, que provocaron afecciones al tráfico en algunas arterias palentinas (como la avenida de Valladolid), se iniciaron hace un año. 

El presidente admitió que se produjeron molestias durante el proceso de canalización de las tuberías por el subsuelo palentino, pero explicó que estas redes siempre enterrarse en España, al contrario que sucede en algunos países del este de Europa. «Lo cómodo es que fueran aéreas, pero se sotierran por cuestiones estéticas y de ocupación de vía, pero podrían ir por la superficie.Este sistema está implantado en Polonia o enRusia y allí se pueden ver», declaró.

Salvar la barrera de las vías desde el polígono de San Antolín hasta el Campo de la Juventud fue «una dificultad que se soslayó correctamente» tras cumplir los requisitos que impusieron desde Adif.

Por último, López quiso dejar claro que en la central de biomasa se utilizan astillas forestales. «Utilizamos un combustible muy noble, aunque en España no se tiene un buen concepto de este tipo de centrales.Se cree que son incineradoras de animales. Es una falacia y un error de bulto.La combustión procede de biomasa de pinares. En países que cuidan en Medio Ambiente,  como Dinamarca, Finlandia o Noruega, estás centrales están hasta la saciedad con una tecnología de filtración muy cuidada», finalizó el presidente de DH EcoEnergías antes de explicar que existen unas 300 redes de calor en España. 

 

«El objetivo es eliminar las energías fósiles y sustituirlas por renovables»

Teo López López (León, 1956), es el máximo responsable de la empresa DH Eco Energías, que está operando a orillas del Carrión a través de su filial Palencia Eco Energías. Es ingeniero industrial, está especializado en Técnicas Energéticas y  conoció ayer de primera mano las últimas actuaciones en la central de biomasa que comenzó a construirse durante el verano de 2021 y que tiene capacidad para cubrir las necesidades de 10.000 viviendas. 

¿Por qué decidieron iniciar la red de calor por el barrio del Campo de la Juventud?

Esta instalación tiene tres componentes: la planta de biomasa, las red que va por las calles y las conexiones a los edificios. Ubicar la central es muy importante y debe estar en un sitio que se permita urbanísticamente y alejado de viviendas.Por ello, tenía que estar en la zona industrial.Tras tomar esta decisión, el barrio más cercano para adentrarse en el centro  de la ciudad tras atravesar las vías fue el Campo de la Juventud. 

¿Por qué se lanzaron a crear este sistema de calefacción y agua caliente en Palencia?

Estudiamos la ciudad, comprobamos que había cientos de edificios con cuartos de calderas de gas y gasóleo y consideramos que era viable en todos los aspectos (técnicos, medioambientales y económicos, entre otros) construir una red de calor. El objetivo es eliminar los combustibles fósiles y sustituirlos por las energías renovables. Nos aprovecharse de sus innumerables ventajas después del cambio.

¿Llegaremos a abandonar el gas y el gasóleo en las viviendas?

Sin lugar a duda. La biomasa sustituirá a las energías no renovables.