Los profesionales trasladan a Casado 3 ejes para la Sanidad

SPC
-

Los trabajadores de Sacyl creen que el futuro pasa por un uso adecuado de los recursos, el desarrollo de la enfermería y mejorar la atención en las residencias

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno - Foto: Ical

Los profesionales de Sacyl han hablado en medio de una crisis sanitaria sin precedentes de la que se quiere aprender y aprovechar para dibujar un sistema sólido que permita avanzar a corto y largo plazo. A su juicio, los retos y prioridades que debe afrontar la organización en el momento actual tras el golpe de la covid-19 pasan por un uso adecuado de los servicios por parte de la población; mejorar la atención a los pacientes que viven en residencias, y el desarrollo de la enfermería y la implementación de su trabajo en el seguimiento del paciente crónico, consultas, atención domiciliaria, educación sanitaria y prevención. Son tres apartados estratégicos hacia los que debe mirar este pilar del Estado del Bienestar, en el que no sólo implican a la Administración, sino también al paciente, que ha de ser activo, participar en su autocuidado y mantener estilos de vida saludables. 
Así lo expresan los profesionales de Atención Primaria, Emergencias y Atención Especializada que han participado en la encuesta masiva online que Sacyl lanzó el 22 de junio para recabar su opinión y redibujar el futuro del sistema en Castilla y León y que, según explicó la consejera de Sanidad, Verónica Casado, coinciden «en su mayor parte» con líneas estratégicas de trabajo de la Consejería desde el inicio de la legislatura.
«Esta encuesta nos es muy útil a la hora de seguir profundizando e insistiendo en determinadas medidas. Saber que a los profesionales les preocupan las mismas cuestiones que a la dirección de la consejería refuerza nuestra determinación en la lucha por estos objetivos», incidió.
Los profesionales de Atención Primaria entienden que es urgente definir cupos óptimos de pacientes teniendo en cuenta la dispersión, características de la población o necesidades de atención a residencias (9,15 puntos) y que ningún médico tenga más de 1.500 pacientes (8,83). También, ven oportuno organizar las agendas en función de cada paciente para dedicar más tiempo a quienes más lo precisan (8,9). Para mejorar la atención a los pacientes que viven en residencias, dicen que son oportunas inspecciones sanitarias en colaboración con servicios sociales, (8,6), y mayor coordinación entre residencias y servicios hospitalarios.
Sanidad rural

En cuanto a la sanidad rural, los profesionales de Primaria apuestan por incentivar los puestos de difícil cobertura (8,8) y potenciar el papel de la enfermería en los cuidados de los pacientes y la visita domiciliaria (8,7). Sobre cómo pueden hacer los pacientes un mejor uso de los recursos, opinan que con sistemas de canalización de la demanda para que sea atendido de forma presencial o no (8,5), y por con sistemas de demanda para que sea atendido por personal administrativo, profesional de enfermería u otro.
Dentro de las emergencias sanitarias, los profesionales llaman la atención sobre la importancia mejorar la posición de estos servicios dentro del sistema de atención (8,7), además de las condiciones de trabajo (8,6) y la tecnología diagnóstica disponible y la conectividad entre niveles asistenciales (8,47). Por otro lado, los encuestados piden a la Administración una historia clínica integrada, con acceso a toda la información del paciente en el ámbito sanitario y socio-residencial (8,9).
Situación laboral

Son muchos los aspectos que observan importantes a la hora de mejorar su situación laboral, como disponer de tiempo; buena organización del trabajo; posibilidades de desarrollo profesional; acceso a la formación continuada; y conciliación de la vida familiar y laboral. No obstante, la encuesta arroja que el 54,4% de los profesionales está muy satisfecho o satisfecho de manera global, frente a un 25,4 por ciento de muy insatisfechos o insatisfechos.