Denuncias a los veraneantes que viajen al pueblo

Rubén Abad
-

Guardo, Saldaña, Cervera, Santibáñez, Osorno, Torquemada, Lantadilla o Bustillo animan a los vecinos a llamar a la Guardia Civil si registran movimientos en segundas residencias en Semana Santa

Denuncias a los veraneantes que viajen al pueblo - Foto: Óscar Navarro

La inmensa mayoría de palentinos está cumpliendo a rajatabla con el aislamiento social que impone el estado de alarma, pero todavía hay algún que otro insensato que se está tomando a broma la crisis sanitaria del coronavirus, a pesar de que se ha cobrado ya en Palencia 29 víctimas mortales. Evitar los desplazamientos es una de las principales armas para librar esta batalla contra el Covid-19 y por eso los municipios del medio rural se han puesto manos a la obra para evitar visitas indeseadas ahora que se aproxima la Semana Santa.
De esta manera, ayuntamientos como los de Guardo, Saldaña, Cervera de Pisuerga, Santibáñez de la Peña, Osorno, Torquemada, Lantadilla o Bustillo de la Vega, entre otros,  han publicado sendos bandos municipales en los que se anima a sus paisanos a dar aviso de forma anónima a la Guardia Civil en caso de detectar la presencia de veraneantes que aprovechen estos días de asueto para desplazarse a segundas residencias. Para ello, recuerdan que los ciudadanos tienen a su disposición el teléfono 062 o los fijos de los puestos de la Benemérita repartidos por la provincia y aclaran que los infractores se enfrentan a multas que van desde los 601 hasta los 60.000 euros.
«No queremos denunciar por denunciar, ni se hace con un afán recaudatorio. Lo hacemos para prevenir posibles contagios y para mantener a salvo a nuestros mayores», afirma en declaraciones a Diario Palentino el alcalde de Santibáñez, Manuel Maza, uno de los primeros en publicar el bando.
Por lo demás, aunque reconoce que sus paisanos están cumpliendo bien las directrices que marca el Gobierno, pide a los veraneantes que sean comprensivos y que no empeoren la situación. «Ya habrá más Semanas Santas para juntarnos y estar en familia. Ahora lo que toca es estar en casa y no salir», sentencia el primer edil santibañés.
A falta de Policía Local en muchos de estos pueblos es la Guardia Civil la que se encargan de patrullarlos y velar por el cumplimiento de la cuarentena. «Los agentes recorren diariamente todo el término municipal, incluso se adentran en los pueblos más pequeños para comprobar que todo está en orden», afirma Maza, quien señala que el Seprona sigue presente en los montes, pues mucha gente sigue paseando por ellos a pesar de la prohibición.