Anche trasladará la trazabilidad del producto al consumidor

DP
-

Ponencias, concursos, debate, exposiciones y subasta de sementales de producción lechera configuraron la trigésima tercera edición de la feria, que se pudo seguir por 'streaming'

Anche trasladará la trazabilidad del producto al consumidor - Foto: Jesús Sevillano

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Churra, Anche, celebró ayer su trigésima tercera feria, una cita que el presidente del colectivo, Mariano Paramio, considera que es «importante» haber mantenido, «tanto para el sector como para el país». «La raza churra siempre está en un momento delicado», afirma, a la vez que subraya que «hay que tirar para adelante». 
El sector ovino tiene que «seguir apostando por defender el producto de la oveja churra, trabajar en que el consumidor no solo aprecie y valore, sino que no se sienta engañado porque ha habido mucha confusión con otras marcas, y nosotros tenemos que defender la nuestra», asegura Mariano Paramio, que añade que se tiene que «ir más allá» y conseguir que «la trazabilidad del lechazo churro trascienda al consumidor y que este sepa qué producto consume. Ahí es donde queremos llegar y esperemos que sea en breve».
En cuanto a cómo se vive la pandemia en el sector, el presidente de Anche destaca que «se consiguió evitar el parón» una vez «el consumidor empezó a consumir lechazo en su casa», así como que el fin del estado de alarma «supuso que se moviese el mercado». «Las cosas se van sujetando; es soportable», asegura.
Una edición de la feria que fue virtual (la actividad programada pudo seguirse por streaming), con el mercado comarcal de ganado (con la presencia de casi una decena de ganaderías) y el centro cultural provincial que acogieron actividades. Este último espacio acogió las ponencias temáticas, como la que pronunció de Raúl Bodas, del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), sobre innovación. 
Este explicó que, en colaboración con Anche y la Universidad de León, se trabaja en la mejora genética, en la evaluación y creación de un rebaño de machos de elite que sirvan como sementales; en el estudio de la urea como biomarcador del nivel de proteína de la ración de los animales, porque es algo que se está estudiando en ganado vacuno, en otras razas de ovino, pero se ha visto que la variación entre razas puede ser muy grande, «y la churra tiene su propia idiosincrasia y su propio nivel productivo». «También se está tratando de ver si hay una manera, a través del seguimiento con GPS, de verificar dónde pastan los animales -zonas arboladas, no arboladas-, su bienestar y su comportamiento», concluyó. 
Otra de las ponencias programadas corrió a cargo de la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, quien destacó el papel «estratégico» que juega el ovino en la provincia, por lo que abogó por abrir una reflexión sobre su importancia y por «cuidar» a los ganaderos. Subrayó que la institución provincial    desde hace décadas apoya al sector ganadero de oveja churra, e hizo referencia a la vigencia del convenio con Anche y su apuesta en los dos últimos años por la feria.
Un debate bajo el título Raza churra y despoblación, realidad u oportunidad, puso el broche a la trigésima tercera edición.