scorecardresearch

Una gestión discutida

Agencias
-

La ausencia de los jugadores más caros y el desgaste de la plantilla ponen a Ancelotti en el alambre

El técnico italiano se muestra pensativo durante el transcurso del último partido de Liga, ante el Barcelona en el Bernabéu. - Foto: Juanjo Martín (EFE)

«Es la hora de Raúl» o «Xabi Alonso, en la 'pole' de la afición» son titulares de esta semana de resaca post-clásico. Nadie los sacó el día del 3-1 sobre el PSG, pero sí tras el 0-4 del Barça:Carlo Ancelotti está en el ojo del huracán. 

Son varias las críticas al entrenador del Madrid, pero todas giran alrededor del mismo concepto:su gestión del equipo. En principio, el portal especializado Transfermarkt otorga un valor de mercado de 756,5 millones a la plantilla (frente a los 679 del cuadro culé, por ejemplo) y es la séptima de Europa tras City, PSG, Liverpool, Chelsea, Bayern y United. Y, sin embargo, buena parte de la afición ha detectado dos males endémicos:su forma de desgastar a la plantilla y su incapacidad para incorporar a los futbolistas de más renombre (o los más caros) al funcionamiento del equipo. 

 

280 millones

'Carletto' sí ha dado continuidad a Militao (50 millones) o Mendy (48), incluso ha mejorado la versión de Vinícius (45) que hubo con Zidane, pero los tres más valorados económicamente apenas han tenido protagonismo con el italiano. Los defensores de Ancelotti aseguran que sí lo intentó. De hecho, la primera alineación del curso incluía a Hazard (115) y a Bale (103) en la punta de ataque junto a Benzema, y en la segunda mitad jugaron Jovic (63) e Isco, otro de los 'olvidados'. 

Lo del 'ex' del Chelsea, que se ve las caras con los blancos en cuartos de la Champions y será arropado por su público, es un misterio que el propio Roberto Martínez, seleccionador de su país, no logra entender:«Que no tenga minutos es malo para Bélgica, pero también para el fútbol». Ha sido siete veces titular y participó en 10 de los 12 primeros duelos del curso... pero Vinícius, Rodrygo y Asensio están por encima.  

Gareth Bale es un caso aparte. «Estoy en forma... igual más de lo que me gustaría», ironizaba en la concentración de Gales. En efecto, apenas ha participado en cuatro partidos (un gol) con solo 267 minutos. Además, ha estado lesionado en 28 de los 42 partidos disputados por los merengues. Ante el Barça alegó molestias en la espalda, se cayó de la convocatoria y ni siquiera fue al campo a ver a sus compañeros. 

Jovic, un jugador intrascendente en el vestuario, apenas ha tenido minutos en 13 partidos, en los que solo ha ejecutado nueve disparos (un gol). Esa desidia que se transmite en los entrenamientos ha hartado a Ancelotti (como a Zidane) y en el clásico quien entró a la desesperada fue Mariano. 

 

Sin rotaciones

Dando continuidad a la idea de su antecesor, el italiano ha tirado adelante con una política de protagonismo de la 'vieja guardia' y pocas rotaciones. Apenas hay 14-15 jugadores involucrados en su proyecto:el once asiduo más Asensio, Rodrygo, Valverde, Lucas... y en un segundo peldaño, Nacho y Camavinga.  

La desconexión del resto es grande, lo que implica cansancio, falta de competencia y debilidad en cuanto se ve obligado a tirar a alguno de ellos por baja de los habituales. Parte del madridismo (a tenor de encuestas) considera que jugadores como Ceballos, Isco, Mariano o los canteranos Miguel Gutiérrez y Blanco podían haber tenido más protagonismo y descargado de minutos a unos futbolistas que, a falta de dos meses, parecen agotados.