Segunda parte para la esperanza

Alberto Moreno
-

Palencia Turismo, sin ritmo competitivo por las restricciones, fue de menos a más ante un gran rival

Segunda parte para la esperanza - Foto: Óscar Navarro

El Palencia Turismo inició la temporada tras no haber podido jugar una semana antes en Valladolid al carecer en ese momento de una jugadora con ficha profesional o de alto rendimiento. Tampoco ha podido entrenar con contacto porque, aunque ya pueda hacerlo al haber conseguido que una juvenil sea calificada como una jugadora de ese nivel, las restricciones aplicadas en Palencia por el alto nivel de contagio se lo impiden.
Parte, por lo tanto, con desventaja sobre el resto de clubes, que no tienen estas limitaciones y se nota.
Palencia Turismo dejó un buen sabor de boca en una segunda parte para la esperanza, en su enfrentamiento con el Balonmano Salud Tenerife, durante el primer partido en casa de la temporada 2020-21 de la División de Honor Plata de balonmano femenino.  
Pese al 20-28 final, una segunda mitad con intensidad en defensa y en ataque de las vacceas -que habla bien de la preparación física de pretemporada-, igualó el juego de las tinerfeñas.
No sucedió así en la primera parte, en la cual las canarias hicieron valer su calidad. No en vano, varias de ellas están inscritas y son convocadas con el equipo matriz de División de Honor. El Salud Tenerife salió a por todas al inicio del encuentro, con la central Elena Martínez como ariete que percutía una y otra vez en la defensa 6-0 de las palentinas. 
Ella -seis goles en el primer tiempo-, junto a la calidad y altura de la lateral Khmyrova y la extremo Agustina Jaén, se bastaron para poner un margen insalvable ya para las vacceas que, con muchas pérdidas de balón, tampoco supieron responder en ataque (7-15 al descanso).
El segundo periodo fue totalmente diferente. El cambio a defensa 5-1 de la entrenadora Valeria Flores surtió efecto. Daniela Allende adelantada, presionaba a Elena Martínez -que no marcó en 30 minutos- y la defensa cerró las opciones de las canarias en las que sólo Agustina Jaén desde el extremo veía puerta con claridad. Las palentinas compitieron de tú a tú, lideradas por el empuje y los goles de Alba Aparicio y la buena dirección de Sara Serna, quien junto a Teresa Mateos y Ainoa sumaban goles, como consecuencia de una mejor circulación del balón y un mayor acierto en los lanzamientos.
Al final, 20-28 para las canarias, pero con un Palencia Turismo que mantuvo el marcador en la segunda mitad y que da esperanzas para el futuro.