scorecardresearch

El calor extremo hace peligrar la caza de la codorniz

Diario Palentino
-

La Ley de Caza no cambia nada con respecto al sistema de concesión de licencias, que no serán gratuitas ni incrementarán la vigencia más allá de un año

Imagen de archivo de una jornada de caza - Foto: Miriam Chacón

La Federación de Caza de Castilla y León apunta que la temporada de media veda, que arranca el próximo lunes, se presenta «muy poco esperanzadora» para la codorniz, aunque precisa que habrá «muchas» sorpresas por los continuos desplazamientos de esta especie. Por el contrario, se prevé «buena» para las palomas.  

En cuanto a la codorniz, la Federación de Caza reconoce que «la entrada fue buena, pero las condiciones para su reproducción han sido muy malas». Cita también que «el extremo y continuado calor durante el verano, el cual se espera que continúe,  habrá producido una gran movilidad en la especie». 

En Palencia, la situación no será muy diferente, pues «las aves estarán aún más concentradas en las zonas más frescas de la provincia», comenta José de Luis Cantero, presidente de la Federación de Castilla y León en la provincia. Añade que «la situación actual del campo tampoco ayudará mucho a su permanencia».  

Nueva ley. «Con independencia de los mensajes políticos e institucionales que se hayan escuchado en el último año, por razones legislativas y técnicas actualmente la licencia de caza no es gratis (salvo pensionistas) y no lo será en breve plazo, siendo su vigencia por un año y no por cinco como se comentaba», aseveró el presidente.  

Los períodos, días hábiles y especies vienen definidos por la Ley de Caza, y son los mismos todos los años. Es decir, desde el 15 de agosto hasta el 18 de septiembre (esta fecha de cierre según calendario ) para la codorniz ( 25 ejemplares cazador al día ), urraca, corneja, conejo y zorro y desde el 25 de agosto (primer día hábil ) hasta el 18 de septiembre para paloma torcaz y bravía. La tórtola, este año, tampoco se puede cazar, «al igual que en los últimos tres o cuatro años por estar la especie en peligro», explica.

La documentación que debe portar el cazador es ahora menor en general, pero la Federación recuerda que «como novedad, deben llevar una autorización del titular o arrendatario, firmada también por el cazador, haciendo constar que este conoce las condiciones del plan cinegético y teniendo que figurar las especies, las modalidades, los cupos diarios y las jornadas autorizadas». Se debe realizar también un control de capturas por jornada y entregarlo al titular del coto al menos cada 15 días.