scorecardresearch

Robin Torres es Ana Torroja en el Ortega

Santiago Rodríguez
-

'Hija de la luna' llega hoy a la capital

Robin Torres es Ana Torroja en el Ortega

Han pasado casi 30 años desde que Mecano presentó su última gira Aidalai Tour y, dos generaciones después, su música sigue muy presente entre el gran público. Para conmemorar el 25 aniversario, en 2016 nació Hija de la luna, un proyecto homenaje al grupo más importante del pop en español. El tributo llega hoy, a las 19 horas, al Teatro Ortega.

Robin Torres, vocalista del grupo y encargada de interpretar a Ana Torroja, se define como «una persona trabajadora, con mucha ilusión por seguir logrando metas en la vida y con muchos años en el mundo del espectáculo». 

«Empecé con 14 años a dar clases de canto, con 18 años comencé a cantar en grandes orquestas y a partir de los 20 inicié mi formación profesional», explica la artista sobre su evolución encima de los escenarios. Se quedó tan maravillada con el mundo de la actuación, que desde muy joven empezó haciendo cortometrajes, musicales y publicidad. Ese le dió más experiencia en este ámbito. 

Sin embargo, su participación en el programa de Antena 3, La Voz, supuso un paso de gigante en su carrera profesional. «A raíz de eso empecé con el proyecto Hija de la luna y compuse mis primeras canciones en solitario que saldrán próximamente», prosigue. 

En cuanto a la actuación que llega al Teatro Ortega, Robin Torres comenta que «Hija de la luna es un homenaje a una de las bandas más importantes que ha dado este país, que ha marcado un antes y un después en el mundo de la música»; además afirma que los hermanos Cano «no tenían tapujos a la hora de hablar de cualquier temática, por eso sus letras siguen muy presentes». El espectáculo que prepara el grupo tributo está dedicado a la gira más importante de la carrera de Mecano, Descanso dominical. 

Preparación. «Nosotros somos muy fans de Mecano, y somos muy exigentes con la preparación de la actuación, queremos que esté igual que el evento real», afirma Robin Torres, que también asegura que las personas que ya presenciaron el concierto dicen que es como volver a ver a la banda en directo. 

La artista sevillana manifiesta que hay mucho trabajo detrás de esta función por parte de todo el equipo, una preparación media de tres meses desde «que se escribió la idea en un papel hasta que se ejecutó con muchos ensayos y trabajo por parte de todos». 

«Al principio se nos hizo difícil física y vocalmente interpretar las canciones y por muchos conciertos que llevemos siempre va a ser complicado ponerse a esa altura», declara la cantante, que además reconoce que en las primeras actuaciones sintió mucha presión por hacer de Ana Torroja, debido «al respeto que le tengo y a la preparación que he realizado todo este tiempo, pero con la experiencia se va optimizando el resultado». 

«Creo que las claves de nuestro éxito están en pasarlo bien, hacer bien tu trabajo y comentar con el público el resultado de lo que han visto; son algunos de los factores que condicionan el producto final del proyecto» analiza Robin Torres después de haber realizado más de 250 conciertos por toda la geografía española y latinoamericana con Hija de la luna, convirtiéndose en uno de los shows referentes de la escena musical.