«El futuro de la plaza de abastos es un poco incierto»

Laura Burón
-

Miembro de la junta directiva

«El futuro de la plaza de abastos es un poco incierto»

Julián Castrillejo Emperador, empresario de la plaza de abastos y miembro de su directiva, habla de la situación que atraviesa el comercio tradicional. También comenta las previsiones de futuro que tiene este emblemático  lugar y alude a los obstáculos que encuentran los emprendedores a la hora de montar un negocio. Además, explica las grandes dificultades a las que se enfrenta este tipo de plazas y sus desventajas frente a las grandes superficies. Subraya, no obstante, las muchas virtudes y el carácter único de un mercado local. Y nos habla de cómo vivieron desde Palencia las noticias sobre los casos de listeriosis, ya que Castrillejo pertenece al sector cárnico.
¿En qué situación se encuentra ahora la plaza de abastos?
La plaza de abastos actualmente sigue funcionando. Es verdad que los días de diario hay menos afluencia de gente. Pero, también es cierto que ha cambiado la forma de compra de la gente. Antes se adquirían productos diariamente, pero ahora hacen compras semanales o incluso quincenales. Los viernes y los sábados trabajamos bien, como ocurre en todos los sitios. Cada situación es diferente dependiendo del comerciante, pero en general esto es lo que vivimos. Los inviernos son más tranquilos y los días de mayor afluencia son los viernes y sábados. Mientras que en verano, se desplaza el día de compra a  los jueves y viernes, y los sábados son más tranquilos que lo que estamos acostumbrados durante el año.
De momento, todos los establecimientos que están en el mercado lo hacen porque el negocio les resulta rentable, si no no seguirían.
¿Qué es lo que ofrece la plaza de abastos diferente a otros negocios de la capital?
Los mercados tienen su encanto. Es verdad que si tú no estás acostumbrado a comprar en un lugar como este, produce un poco de miedo. Aquí puedes encontrar mucha oferta, gran variedad de artículos y, sobre todo, productos frescos y perecederos, en la plaza somos especialistas. Los comerciantes del mercado palentino hemos aprendiendo el oficio a través de negocios heredados de nuestros padres. Nuestra gran cualidad es la calidad que ofrecemos. 
Tenemos una gran variedad de precios porque el lugar y la cantidad de tiendas permiten tener esta disposición. Si quieres comprar frutas, verdura o carne puedes optar por ir a un establecimiento donde el precio sea menor o ir a un sitio donde se ofrecen productos de calidad. Lo importante de cualquier negocio es ajustar la calidad al precio. Quiero decir, si yo tengo un precio elevado en un producto, pero el artículo es bueno y lo merece, el resultado es que el cliente se va a ir contento. Lo mismo ocurre si tú decides adquirir un producto más barato y se ajusta a ese precio.Esta es la base fundamental de cualquier negocio, dentro o fuera del mercado. 
En resumidas cuentas, ofrecemos un gran abanico de productos, sobre todo, del ámbito de lo perecedero. Además, una de las cualidades que tenemos es que disponemos de una mercancía procedente de la zona y de la región, porque es el lugar donde más se concentran este tipo de productos. Todo esto lo puedes conseguir al precio que desees, dependiendo de la calidad que quieras. Tienes la posibilidad de comprar en distintos sitios un mismo producto. Además, somos amables despachando a los clientes. Desde aquí, intentamos agradar al cliente y es cierto que cuando el consumidor coge confianza con nosotros sabemos exactamente qué es lo que busca. Reunimos calidad, trato personalizado, amabilidad y variedad de productos. Es cierto que podemos fallar en la cuestión de los horarios, pero estamos en constante aprendizaje, porque hay un cambio evidente dentro del mercado. 

 

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es