scorecardresearch

«Las dietas milagrosas pueden resultar peligrosas»

Fernando Iñigo
-

La nutricionista Laura Moya Gago se graduó en Nutrición y Dietética en la Universidad de Valladolid en el año 2015 y también obtuvo el Máster en Seguridad y Biotecnologías alimentarias en la Universidad de Burgos en 2016

La dietista y nutricionista Laura Moya Gago a las puertas del hospital Recoletas /Sara Muniosguren - Foto: Sara Muniosguren

Laura Moya Gago ha trabajado como dietista y nutricionista tanto en el ámbito de la medicina como en el deportivo, además de haber ejercido como docente impartiendo cursos. Actualmente se encuentra trabajando en la capital en el hospital Recoletas.


¿Por qué decidió estudiar la carrera de nutrición?


A la hora de elegir la carrera me decanté por el grado de nutrición y dietética porque me gustaron los contenidos. A medida que fui avanzando durante mis años de carrera, me fui enganchando más al mundo de la nutrición, concretamente en el ámbito clínico. Fui descubriendo durante esos cuatro años mi vocación sanitaria hacia los demás. 

- Foto: Sara Muniosguren

 

¿Cómo afectan las fechas claves como el inicio del verano o las fiestas navideñas para que la gente se ponga a dieta? 


Es cierto que los meses previos a fechas claves como verano o los días siguientes a las fiestas de Navidad hay una mayor demanda de la gente que quiere ponerse a dieta para bajar de peso y hacer la llamada operación bikini. Esto a veces es peligroso porque, a menudo, se produce el efecto rebote en la persona que quiere adelgazar demasiado deprisa.  Mucha gente acude al profesional y se plantea cambiar hábitos dietéticos, pero es cierto que muchos otros, con esas prisas y con un objetivo de peso en un corto plazo pueden caer en dietas agresivas, estrictas como las llamadas dieta milagro, que provocan un efecto rebote posterior tras volver a la alimentación previa a la misma.


¿De qué se encargan los dietistas-nutricionistas?


Los nutricionistas formamos parte de un sector que se dedica al área de la salud. Hay varios ámbitos: el clínico, restauración colectiva, sociosanitario, docencia e investigación, salud pública… en mi caso, que soy dietista-nutricionista de ámbito clínico, la función es la de asesorar y acompañar a las personas a mejorar su alimentación tanto en salud como en enfermedad y en todas las etapas de la vida 

 

¿Qué opina sobre las llamadas dietas milagrosas?


Las realiza la gente con el fin de adelgazar rápidamente y se hacen monótonas y aburridas, ya que la gente las hace a corto plazo. Si una persona realiza este tipo de dietas, puede que a medio o largo plazo resulten peligrosas porque pueden provocar carencias nutritivas. 

 

¿Existen sustancias?milagro o dietas capaces de reducir drásticamente el peso?


No, no existe una sustancia como tal que tú te la puedas tomar y adelgaces. Lo importante es llevar una alimentación controlada por especialistas que ayuden a las personas a bajar de peso y a tener una rutina alimenticia con la que se sientan más cómodas.


¿Qué opinión le merece el ayuno intermitente, que está muy de moda últimamente?


Es una estrategia dietética que consiste en combinar periodos programados de ciclos sin ingerir alimento con períodos de ingesta. Suele a su vez combinarse con la estrategia de dieta hipocalórica distribuida en esos periodos de ingesta ventana, combinando los momentos en los que se puede comer y los que no. Así usarse para la pérdida de peso, pero no tiene por qué, no es la única posibilidad ni objetivo del ayuno intermitente. Para la pérdida de peso, se necesita investigar más. Puede ser beneficiosa para ciertas personas aunque a día de hoy los estudios que comparan dieta hipocalórica convencional, con la dieta hipocalórica llevando el ayuno intermitente no demuestran beneficios superiores en ninguno de los casos. Ambas vertientes son válidas y el elegir uno u otro camino para obtener el mejor
resultado y que sea seguro dependerá en el contexto personal de cada paciente. 

 

Durante el confinamiento pasó consulta de manera telemática. ¿Cómo se han adaptado tanto usted como sus pacientes a esta manera de trabajar?

 

Las consultas por vía telemática funcionaron bastante bien durante el confinamiento, fue una manera de adaptarse a este virus. He optado por mantenerlas de manera rutinaria, ya que me facilita el pasar consulta con gente que es de otras ciudades y que por las restricciones tienen más dificultad de movimiento. Es una de las cosas positivas de la pandemia.


¿El covid-19 ha provocado algún cambio alimenticio a nivel general en las personas? ¿Qué cambios alimenticios se han producido?


Con el confinamiento, la gente ha hecho menos ejercicio porque no podía salir de casa y la situación era difícil. Por este motivo, todos han acudido más al frigorífico y a la cocina dado que en mucha gente el estrés y la ansiedad han provocado que  se haya comido igual o más durante ese tiempo a consecuencia de estar más tiempo en casa. Y se ha visto también debido al estrés y la ansiedad más traslación de ese tema emocional a términos de comida, necesidad de comer más o de algo concreto, lo que se conoce como el comer emocional.


¿Qué comidas o bebidas son óptimas para mejorar las defensas naturales ante este virus? 


No hay unos alimentos o bebidas específicas que se consideren óptimos para una dieta saludable, tendríamos que hablar de una alimentación completa y equilibrada en la que entran carnes, pescados, frutas y verduras, entre otros.


¿Qué relación existe entre el coronavirus y la vitamina D?


Se han realizado estudios en los que se muestra que la mayoría de los pacientes ingresados en los hospitales por Covid-19 tenían la vitamina D baja. Los profesionales de la salud han dado importancia a este dato que se está investigando.


¿Qué importancia tiene la nutrición en el desarrollo de niños y jóvenes? ¿De qué manera influye?


Los niños y los jóvenes necesitan llevar una dieta equilibrada y sana que les aporte los nutrientes necesarios para que se desarrollen y crezcan de manera sana. La verdad es que ahora los niños son más sedentarios y se mueven menos. También hay que decir que existen más alimentos azucarados y bollería que les dificulta este proceso y que favorece a que aumenten de peso.


Cuando un niño acude a consulta, el trabajo ¿es el mismo que si va una persona mayor o cambia algo?


La consulta con los más pequeños es diferente a la que realizo con la gente mayor, ya que con los niños se trabaja de manera diferente y trato de hacer las cosas lo más amenas posible para que se encuentren a gusto. Intento realizar juegos con ellos para que se queden mejor con las pautas y, de alguna manera, se intenten divertir. 


Cumplir con las cinco comidas diarias, ¿es importante o es un mito?


Lo importante es que cada persona se adapte a lo que su cuerpo necesite en cada momento. La regla de las cinco comidas depende de cada persona con la que se trate, ya que hay gente que con solo tres comidas diarias cumple con los requisitos calóricos necesarios que tiene su dieta, mientras que hay personas que se adapten mejor realizando las cinco comidas diarias.


Cuando una persona va a hacer deporte, ¿debe comer antes o después de practicarlo?


Dependiendo del deporte que haga y de la intensidad que necesite para realizar uno u otro será mejor que coma antes o después porque no es lo mismo caminar a paso ligero dos horas que correr una maratón. Antes de un ejercicio intenso es recomendable no comer dos horas antes. En este aspecto, también tendríamos que tener en cuenta su peso, su altura... Cuando hablamos de la nutrición de un deportista es necesario tener una planificación.

 

Para adelgazar, ¿es necesario realizar una dieta?


Para poder adelgazar, el control de la alimentación es indispensable, pero también hay que tener en cuenta otros aspectos; cumplir con hábitos saludables como dormir las horas adecuadas o practicar algún deporte.

Además de la alimentación, ¿qué otras cosas consideras indispensables para que una persona baje de peso?
Hay que tener en cuenta las horas de sueño que duerma una persona, el estrés, que le haga comer más o menos o el ejercicio que practique diariamente. Para mantener el equilibrio de estas rutinas hay que combinarlo de forma adecuada.

 

¿Cómo de importante es el control de la alimentación para evitar algún tipo de enfermedades?


La alimentación es una parte importante que nosotros podemos modificar. La gente debe llevar a cabo una alimentación sana y equilibrada para prevenir enfermedades cardiovasculares o diabetes. Y si ya tienes una obesidad o colesterol se debe modificar el hábito alimenticio en un intervalo de un diez por ciento para que la salud mejore.

 

¿Cómo es su día a día con los pacientes en la consulta?


En el día a día de mi trabajo, trato de ayudar a mis pacientes haciendo una especie de pacto entre ellos y yo para que cambien su rutina en cuanto a la alimentación y buscar hábitos saludables y planes realizables que sean flexibles. Yo trabajo de manera individual con cada persona porque, aunque se den casos generales, lo habitual es que cada persona necesite su plan personalizado y me tengo que adaptar a ellos.


¿Qué es lo que más la gusta de su trabajo?


Lo que más me gusta de trabajar con la gente que acude a la consulta es ver el progreso, el rendimiento y las respuestas que muestran con los hábitos de cambio que les doy y ver como cada persona consigue avanzar con sus rutinas, y se adapta a lo que les propongo, me hace muy feliz verles contentos cuando mejoran.

 

¿Cómo afronta su nuevo trabajo en el centro de Recoletas de la ciudad?


Me hace mucha ilusión trabajar en este hospital; es una gran oportunidad la que tengo. Para mí es un privilegio el poder estar con los especialistas tan prestigiosos que hay en el centro, ya que el hospital tiene un gran grupo de profesionales y una amplia oferta asistencial.