scorecardresearch

Un millar de zamoranos exigen un plan agrario de recuperación

SPC
-

Las organizaciones agrarias apuntan que "Galicia invierte 6,5 veces más que Castilla y León en prevención y extinción de incendios"

Manifestación en Tábara (Zamora). - Foto: JL Leal (Ical)

Más de mil personas, según estimaciones de la organización, se manifestaron hoy por las calles de Tábara (Zamora), en respuesta a la convocatoria realizada en unidad de acción por COAG, UPA y Asaja, para exigir "responsabilidades al más alto nivel" en relación con la gestión de los grandes incendios registrados en la provincia desde el pasado mes de junio, con el resultado unas 60.000 hectáreas quemadas, además de reclamar un plan de recuperación específico para el sector agrario.

Los asistentes se concentraron antes del mediodía frente al Pabellón Municipal de Deportes de Tábara y recorrieron la localidad hasta la Plaza Mayor, bajo el lema 'Nunca más. Por un plan de recuperación para el sector agrario'. 

"El problema que nosotros denunciamos aquí es que ha habido negligencia, que ha habido políticos que, todavía el 15 de junio, negaban que, con las altas temperaturas, había que declarar el nivel máximo de alerta por incendios para no contratar los equipos de extinción de incendios hasta el 1 de julio", señaló el coordinador regional de COAG y presidente de COAG Zamora, Lorenzo Rivera.

"El primer incendio fue un desastre pero el segundo fue un desastre también de organización, de coordinación, de que los equipos de extinción, que no son suficientes, estaban en otros incendios, como el de Salamanca, de Ávila, otras zonas, y tampoco había equipos suficientes para apagar ese segundo incendio, que fue verdaderamente devastador, con más hectáreas todavía calcinadas que el primero", añadió.

Lorenzo Rivera consideró que "hay que dar un cambio tremendo en la Consejería de Medio Ambiente, en la política de prevención y en la extinción de incendios" y apostilló: "Los objetivos son modernizar el sistema de extinción y de prevención de incendios y eso exige actualizarlo con medios técnicos y humanos con arreglo al siglo XXI y no del siglos XX, como hay ciertos sistemas de comunicación en los que ha habido falta de coordinación y comunicación con los equipos de extinción de incendios de otras comunidades autónomas".

Presupuesto

En este contexto, recordó que "hace falta presupuesto" para que "nunca más vuelva a haber incendios de estos o los menos posibles" y comparó los fondos destinados en Castilla y León y en una comunidad como Galicia. "65 millones de euros de presupuesto que tiene la Junta de Castilla y León para la prevención y extinción de incendios, 13 euros la hectárea, cuando somos la comunidad autónoma que más masa forestal tiene de España y la cuarta o quinta de Europa. Y esto no va en consonancia con esa masa forestal que tenemos. Por eso estamos tan desbordados. Por ejemplo, para que te hagas una idea, Galicia tiene 180 millones de euros destinados en ese presupuesto para la prevención y extinción de incendios, 82 euros la hectárea: seis veces y media más que nosotros", criticó.

Además, reprochó a las personas responsables que "no admitan su error ni su negligencia" y reclamó "ceses o dimisiones de los altos cargos que estaban a cuenta de esto".

Por otra parte, exigió que, al igual que se darán ayudas a negocios de hostelería, turismo y comercio en las zonas afectadas por los incendios, que "haya unas líneas financieras como se les va a dar a estos negocios, que sean también para los agricultores y los ganaderos porque son los más afectados por el incendio, porque directamente se les han quemado sus pastos, se les han quemado también algunas instalaciones ganaderas, maquinaria y colmenas".

El responsable autonómico de UPA, Aurelio González, pidió "transparencia, que se explique qué ha ocurrido y que se asuman responsabilidades" y estimó que "es evidente que hubo descoordinación en los incendios y falta de personal, para que no vuelva a ocurrir, porque no pueden volver a quemarse 60.000 hectáreas en el corazón de Zamora".

Cobertura

Además, calificó de "bastante restringida" la cobertura de la declaración de zona catastrófica y considero que la Junta de Castilla y León "debe cubrir" el resto de las ayudas. "La medida de suministro de tacos y paja nos ha parecido bien pero que no la corte hasta que esté todo brotado y los ganaderos vuelvan a tener sus pastos", subrayó. "El primer decreto de apoyo a los autónomos en las zonas quemadas nos parece que deja fuera a los agricultores y a los ganaderos. Está bien que se les apoye por lucro cesante pero los ganaderos también tienen un problema muy grave. Algunos han tenido que trasladar las ovejas a 50 kilómetros y tienen que ir dos veces al día a atenderlas, o las colmenas, que han tenido que irse a otros sitios", expuso.

También aludió a los daños en las parcelas que no se han quemado, adyacentes a las superficies afectadas por los incendios. "Sufren el hecho de que la fauna se ha trasladado allí y está arrasando los cultivos. No hay girasol en la zona porque los ciervos se han comido las cabezas y los ciervos y los jabalíes están machacando el maíz. Hay un problema muy serio. Pedimos que también se recojan esos daños como consecuencia de los incendios".

Por último, recalcó la necesidad de "cambiar" la Ley de Montes, "está hecha pensando en culpabilizar" al sector agrícola y ganadero. "La Junta lleva 40 años intentando echar a los ganaderos del monte echar a la gente de los pueblos por no poder usar la madera, quemas controladas y limpiezas que hacían nuestros padres y abuelos, los que conservaron el monte. Hay que intercalar parcelas de cultivos y pastos, que es donde de verdad pueden controlarse los fuegos", concluyó.

Por su parte, el presidente provincial de Asaja, Antonio Medina, coincidió con sus homólogos en que "esto no vuelva a suceder y, para eso" y en la necesidad de "tomar medidas" cuanto antes. "Si hay que dotar con más presupuesto y personal y se tienen que limpiar los montes, hay que hacerlo. Es triste que se olvide y vuelva a ocurrir en Toro, en Sayago o donde sea. Tenían que haber escuchado al agricultor y al ganadero", dijo. 

"Repiten por toda España que la ganadería extensiva contribuye a solucionar el problema pero la están echando de todas las zonas y esto va a ser un polvorín. El Colegio de Ingenieros dice que la cubierta vegetal ha aumentado un 15 por ciento en estos años. O se empieza a tomar medidas o esto no se acaba", agregó.

Igualmente, hizo hincapié en que "no pasen dos días y se olviden las medidas, que parece que está empezando a pasar" y apuntó: "Se han comprometido y deben cumplir".