scorecardresearch

Jornada para lograr una Montaña Palentina Limpia

DP
-

La Asociación Ecologista La Braña y la Mesa Eólica alega contra los proyectos de empresas lesivos para la zona

Jornada para lograr una Montaña Palentina Limpia

La Asociación Ecologista La Braña de Barruelo y la Mesa Eólica de la Montaña Palentina organizaron una jornada con una excelente acogida entre el público que asistió en la a la Casa del Pueblo, donde se abordaron las amenazas que suponen algunos proyectos industriales lesivos para mantener intacto ingente patrimonio natural. Un representante de cada colectivo conservacionista expuso estas amenazas, haciendo un recorrido cronológico desde que determinadas instalaciones se anunciaron hasta la actualidad. Además, se expusieron las alegaciones que se han presentado y se seguirán presentando a todo tipo de proyectos, la celebración de charlas informativas y la judicialización para evitar su construcción, con los pasos dados por varios colectivos integrados en la Mesa Eólica. Ademas, indicaron que no se descartan, llegado el caso, medidas más contundentes en forma de manifestaciones o concentraciones «delante de las mismas máquinas, si la Ley no impide estos proyectos».

 La jornada contó con distintas ponencias y las posteriores preguntas de los asistentes en un turno muy participativo. Los  colectivos ecologistas convocantes se refrieron a las centrales eólicas que diversas empresas quieren montar en Cervera de Pisuerga y Aguilar de Campoo y las macrosolares en Matamorisca y Porquera de Santullán -junto a las estaciones eléctricas y los interminables kilómetros de torres y líneas de alta tensión), «en una Montaña Palentina con un oscuro futuro que puede poner en jaque su desarrollo», tal y como concretaron.

avalancha de proyectos. Humberto García, representante de los colectivos que en Cantabria están enfrentándose a una avalancha de proyectos poco sostenibles a la hora de preservar el medio ambiente, expuso en el transcurso de la jornada de Barruelo cómo en la vecina comunidad autónoma más de la mitad de los ayuntamientos y pedanías afectadas por proyectos similares se han declarado ya zonas de exclusión eólica. «Y es que, tras escuchar los cantos de sirena de los comisionistas de las grandes compañías eléctricas que vienen a los pueblos a comprar las voluntades de sus alcaldes, una vez que esto escuchan los argumentos contrarios a su instalación, pocos caen en la trampa de las eléctricas», afirmó Humberto García.  «Lo que nos venden desde el Gobierno o desde las distintas administraciones regionales o locales no es una transición energética, es una línea de negocio más», aseveró.

El plato fuerte de la jornada vino de la mano de la intervención de la doctora y profesora de la Universidad de Valladolid UVa), Margarita Mediavilla, una de las científicas más reputadas en materia energética del país. 

A lo largo de su amplia disertación,  la docente afirmó que «las administraciones públicas no nos dicen la verdad».  Así, expresó que, según todos los estudios de su equipo de investigación y que coinciden con los del resto de la comunidad científica, «se está a a punto de alcanzar el pico de la curva de producción de petróleo y los metales raros necesarios para las nuevas baterías se agotarán en pocos años». La científica consideró que hay que concienciarse de que hay que «decrecer y recuperar el sentido común que tenían nuestros abuelos».