Vecindad recompensada

DP
-

Varios ayuntamientos están sorprendiendo a sus vecinos con regalos. Husillos invitó a desayunar a sus habitantes este fin de semana, y Cervatos de la Cueza les va a regalar jamón, queso, miel y vino

Vecindad recompensada

En un año sin fiestas, sin celebraciones a las que destinar el presupuesto anual de las concejalías de Fiestas, muchos ayuntamiento en toda España están teniendo detalles con aquellos que residen en sus localidades durante todo el año. Este fin de semana se han dado dos ejemplos en la provincia, en Husillos y en Cervatos de la Cueza.
Los 350 vecinos empadronados en el pueblo de Husillos estaban esperando lo que en el programa de actividades del mes de agosto de 2020, Husillos con vida -condicionado por  la situación de prevención sanitaria motivada por la Covid-19-, señalaba para el domingo, 9 de agosto, de 9 a 10 de la mañana, como sorpresa husillense.
Y vaya si fue una sorpresa. A esas horas de una mañana dominical empezaron a sonar en las casas del pueblo y sus urbanizaciones los timbres. Cuál fue la sorpresa de sus moradores al abrir la puerta y comprobar que vecinos y miembros de la Corporación municipal, además de las chicas del AlmaZen (la tienda del pueblo), encargadas de elaborar dicha sorpresa, les llevaban a domicilio una caja-regalo que contenía un chocolate con un mensaje en el vaso de buenos deseos para este día, acompañado por unos churros y una pasta que simula una H, de Husillos, elaborada por panaderos de la zona con tal motivo.
Vecindad recompensadaVecindad recompensadaUn detalle-sorpresa que ha querido tener el Ayuntamiento, con la colaboración de AlmaZen, para recordar estos días del verano de 2020, marcado por la incertidumbre por la crisis sanitaria, pero con la ilusión de un futuro mejor para todos, que siga marcado por la convivencia de sus vecinos en estos meses de estío, cuando llegan los familiares y amigos en sus días de descanso y vacaciones.
Cabe recordar que detrás de AlmaZen hay un grupo de siete mujeres de la localidad que en la primera quincena de julio pusieron en marcha un servicio básico, tanto para vecinos del casco viejo como de las urbanizaciones, además de para los visitantes,  que se había perdido hace más de 30 años. Se trata de la tradicional tienda de ultramarinos, que se denomina AlmaZen (ubicada en la calle Abadía, número 3).
En pleno confinamiento por la crisis sanitaria de la Covid-19, este grupo de mujeres decidió emprender y constituirse en sociedad con el fin de poner en marcha la tienda al servicio de Husillos, con la consiguiente creación de puestos de trabajo locales. Y, por otro lado, ofrecer otros servicios y acciones de emprendimiento en el medio rural, como organización y colaboración en eventos.
La nueva y deseada tienda ofrece panadería y repostería, así como yogures, quesos, embutidos, miel, mermeladas, pastas, dulces o vinos, sin faltar productos de proximidad y ecológicos de agricultores de la zona (verduras, hortalizas, patatas y otros alimentos de temporada...) y los ultramarinos de toda la vida (conservas, escabechados...). Asimismo, tienen un apartado para las golosinas, encurtidos o los frutos secos, y también una vitrina donde se ofrecen productos de artesanía y obras de arte de artistas locales o del entorno.
sin san roque pero con jamón. El Ayuntamiento de Cervatos de la Cueza ha elevado la apuesta y, dado el «verano extraño sin fiesta patronal de San Roque» que le toca vivir a la localidad, han decidido hacer un obsequio al pueblo:jamón, queso, miel y vino.
«Hemos decidido hacer un obsequio al pueblo para que a pesar de no disfrutar de las fiestas como años anteriores las disfrutemos con algo extraordinario. No podemos disfrutar de las actividades como en años pasados, ni echar un baile al son de la música de las orquestas, ni se celebrarán las dos comidas populares tradicionales, ni podremos sacar a San Roque para recorrer las calles del pueblo, pero este año honraremos a nuestro patrón en santa misa y degustando un jamón, unas cuñas de queso protocolario, miel y vino», explica Inmaculada Malanda, alcaldesa de Cervatos.
El Consistorio repartirá estos lotes de productos con un consejo a todos los vecinos. «Si seguimos manteniendo y respetando las indicaciones sanitarias, habrá tiempo de juntarse, reír, bailar o echar una cerveza con todos los amigos y vecinos; habrá tiempo de recuperar lo perdido, a veces, los pequeños detalles son los que, al fin y al cabo, también nos hacen felices. Esperamos y deseamos que así sea», sentencia la primera edil.