Tres contagios más engrosan los siete brotes activos

Carlos H. Sanz
-

La jefa de Sanidad asegura que «la dinámica de contención de los contactos de los casos positivos está siendo efectiva»

Tres nuevos contagios de Covid-19 elevaron ayer el total acumulado a 1.453 casos en la provincia, de los que 1.177 son confirmaciones a través de pruebas PCR. De esta forma, los casos detectados durante la última semana suman 36, que se reparten en siete brotes. ¿Está cerca la provincia o alguna parte de ella del confinamiento? De momento, según la delegación territorial de la Junta de Castilla y León, no. La mayoría de esos brotes tienen origen familiar y están controlados.
Esta es la información oficial que cada mediodía ofrece la Junta de Castilla y León, pero ayer la jefa del Servicio Territorial de Sanidad, Carmen Andrés, quien conoce de primera mano la evolución de la pandemia en la provincia, aportó mayor precisión sobre estos datos.
Así, a fecha de hoy, son cinco brotes activos en la provincia, aunque desde que se comenzaron a contabiliza, se han registrado un total de nueve. «Cuatro están en una situación en la que se ha finalizado prácticamente el estudio de contactos y ha pasado el tiempo suficiente para que no nos preocupen en estos momentos», aseveró Carmen Andrés.
Los cinco brotes tienen estudios de contactos abiertos, y aunque «preocupar, preocupan todos porque siempre alguno puede derivar en contagios, hasta la fecha todos están en una situación con resultados favorables», lo que no significa que se les deje de prestar atención directa, dejó claro la jefa del Servicio Territorial de Sanidad. 
Tal y como ha informado DP durante todo el fin de semana, uno de esos brotes es el de un grupo de amigos con cuatro infectados, uno de los cuales es un monitor en un campamento deportivo que ha tenido lugar en las instalaciones del Campo de la Juventud, lo que ha obligado a una limpieza intensiva y desinfección de las instalaciones.
Así, Carmen Andrés confirmó que «se ha hecho el estudio de contactos y, aunque falta aún datos por conocer, hasta el momento todas las PCR que se han hecho han resultado negativas». 
Brote y contactos. La jefa del Servicio Territorial de Sanidad también arrojó luz sobre la terminología que se está utilizando estos días, la cual ha variado en las últimas semanas. Se denomina brote cuando se detecta un caso positivo en una institución cerrada, como una residencia de mayores; o tres casos en un entorno familiar o laboral.
Siempre que se detecta un caso positivo por coronavirus a través de una PCR, se inicia el protocolo de seguimiento de contactos, que incluye pruebas para ver si se han contagiado. «Si es positivo, se abre un nuevo estudio de contactos, y si no lo es, esperamos los días suficientes para repetir la prueba», especificó.
Según Carmen Andrés, «la dinámica de contención de los contactos en Palencia está siendo efectiva» en la provincia, aunque no escondió que «se está complicando».
«Que Palencia está mejor que otras provincias de nuestro entorno, es indiscutible. Hasta ahora, los casos son más del entorno familiar y amistades, pero no hay que bajar la guardia porque sabemos qué ocurre en los grupos de jóvenes, donde un caso puede derivar en muchos más si perdemos las medidas de control», sentenció la responsable de Sanidad en la provincia.