Diario de un confinado

Alberto Moreno
-

Jordi Ferrer, jugador del Palencia Cristo Atlético, y estudiante de periodismo, narra cómo vive la cuarentena desde su casa de Zaragoza

Diario de un confinado

Estamos viviendo tiempos revueltos. En todos los aspectos, nuestras vidas se están volviendo extrañas, para un deportista, incluso más. 
Se han suspendido los entrenamientos y, por supuesto, los partidos. Por lo que ha llegado la hora de la responsabilidad individual, de quedarnos en casa y no perder la forma física fuera del terreno de juego. En otras palabras, lo que se podría denominar entrenamiento (in)visible. Porque ahora más que nunca el invisible se ha tornado en visible gracias a las redes sociales. Para ello se requiere buena alimentación y ejercicio físico [si es posible grabado, que si no puede carecer de veracidad].
Personalmente me encuentro como en la película El día de la marmota, teniendo la sensación de que cada día es igual al anterior pero intentando mejorar. En ese punto estoy. Con clases online de la carrera por las mañanas, haciendo ejercicio por las tardes y cuando ya he concluido con mis obligaciones, quemando horas en la Play Station, haciendo videollamadas con mi novia y viendo películas de Netflix. O bueno, más bien eligiendo hasta decidirme y cuando al fin me decanto por una me doy cuenta de que no ha sido la mejor decisión de mi vida, ¿a quién no le ha pasado esto alguna vez?
Me he enganchado a una serie llamada La purga, que trata de asesinatos, atracos... delitos en general, como algunas manos que se están pitando desde la implantación del VAR en la liga española, vamos.
Justo hoy estaban echando en Gol TV la final del mundial de España contra Holanda. Al ver la criminal patada (digna de La Purga) de De Jong a Xabi Alonso he pensado que al coronavirus yo le jugaría tan agresivo como esa patada. Atrás con Materazzi, Pepe y Andoni Goikoetxea, y doble punta con Eric Cantona y Luis Suárez, mordiéndole arriba, lavándonos las manos con jabón y evitando así que gane terreno. Aunque lo más inteligente es que juguemos este partido como lo haría Mourinho. Haciéndonos fuertes en casa, encerrándonos para intentar lanzar una contra y que pueda llegar el ansiado gol contra el coronavirus y, así, vencerlo.
* Jordi Ferrer es jugador del Palencia Cristo Atlético y estudiante de periodismo