scorecardresearch

El pionero del cultivo 'indoor' de marihuana asume dos años

ALBERTO ABASCAL
-

Estaba acusado de un delito contra la salud pública y otro de fraude de fluido eléctrico a la empresa Viesgo. Le hallaron 331 plantas en su vivienda

Imagen de archivo de la Guardia Civil dentro de la plantación.

Un ciudadano mejicano, al que se le encontraron en su vivienda de Becerril del Carpio 331 plantas de Cannabis sativa en el año 2019, asumió en el Juzgado de lo Penal en conformidad con la Fiscalía una pena de 2 años de prisión y el pago de una multa de 22.341 euros por un delito contra la salud pública además del pago de una multa por un delito de defraudación eléctrica, según informaron a este periódico fuentes de la Fiscalía.

Inicialmente el Ministerio Fiscal solicitaba pena de 3,5 años de prisión y multa de 44.000 euros por el primero de los delitos, multa y el pago de 7.500 euros por el de defraudación eléctrica. 

Sin embargo, ha quedado acreditado que ya ha satisfecho toda la responsabilidad a Eléctrica de Viesgo y, por tanto, se ha tenido en cuenta la reparación del daño.

Los hechos se remontan a 2019 cuando la Guardia Civil detuvo al ciudadano francés al que se le incautó en una vivienda del Barrio San Pedro-Becerril del Carpio una plantación de Cannabis sativa de interior, denominada indoor, con un total de 331 plantas en diferentes estados de desarrollo vegetativo, así como cogollos de la misma sustancia ya preparados para consumo y plantas en proceso de secado, con un peso total de 14.106 gramos. 

Igualmente fue localizado en el interior un rig o sistema computerizado compuesto por 54 tarjetas gráficas y 10 ordenadores, además de otros elementos informáticos, destinado a minar criptomoneda. El citado rig estaba conectado ilegalmente a la red eléctrica, consumiendo 5 Kw por hora, llegando a defraudar en seis meses mas de 4.000 euros.

La sentencia es firme y queda suspendida por un período de cinco años por no tener el condenado antecedentes penales y ser éste su primer hecho delictivo.