scorecardresearch
Froilán de Lózar

La madeja

Froilán de Lózar


Desde Sarria a Monforte

11/03/2022

Durante los últimos años, hasta principios de 2020, todos los meses teníamos cita para un viaje. De esta manera, he llegado con Juantxu a numerosos pueblos de Asturias, Cantabria, La Rioja, País Vasco y en los últimos viajes iniciando nuestro recorrido por Navarra. Galicia vino después, cuando mi amigo se estableció definitivamente en Boiro, en la comarca de Barbanza, con una vista de locura al mar que fue su vida.
En esta tercera incursión por Galicia, nuestro objetivo es la Ribeira Sacra, uno de los secretos mejor guardados del interior de esta tierra y, por ende, mejor conservados. Pero no vamos a seguir a pies juntillas lo que indican las guías, buscando, eso sí, los puntos de referencia en tres jornadas que nos llevarán a vuela pluma por esa veintena de ayuntamientos del sur de la provincia de Lugo y el norte de la provincia de Ourense, siguiendo el curso fluvial de los ríos Miño, Sil y Cabe. Al sur de la provincia de Lugo se encuentra Monforte de Lemos, la capital de la Ribeira Sacra. Aunque he oído hablar de estos lugares y quería acercarme para verlos, las impresiones que he recogido estos días sobre el terreno, vienen a confirmar que no está tan bien promocionado como parece, cuando hay lugares que les iré mostrando con ese encanto mágico que siempre te sorprende. Quizá esté hecho a propio intento para que no se masifique y quienes vengan lo encuentren en ese estado de pureza, en ese encanto de los orígenes.
En Monforte se concentra el grueso de la población, repartiéndose el resto entre las 36 parroquias que la conforman. Desde el comedor del hotel donde nos detenemos a reponer fuerzas disfrutamos del río Cabe y el largo paseo por su calle mayor nos lleva hasta el castillo. Completan la visita unas fotos al colegio de Nuestra Señora de la Antigua, al puente viejo y al Museo del Ferrocarril, dado que la llegada del ferrocarril a Monforte con las líneas Palencia-La Coruña y León-Gijón une Galicia con la Meseta y conecta los puertos asturianos con los gallegos, convirtiéndose en un importante nudo ferroviario y auténtico motor de la economía de la ciudad.