scorecardresearch

La región reduce el gasto de I+D en biotecnología un 7,4%

SPC
-

El personal dedicado a estas actividades innovadoras alcanza los 1.694 puestos en la Comunidad, un 1,25 por ciento más que en el año 2019

La región reduce el gasto de I+D en biotecnología un 7,4%

Castilla y León destinó 72 millones de euros a inversión en actividades de I+D interna relacionadas con la biotecnología en 2020, una cuantía que supone un descenso del 7,4 por ciento respecto a la partida destinada a este campo el año anterior, algo más de cinco millones menos. Una evolución que contrasta con la experimentada a nivel nacional, donde el gasto en I+D de biotecnología creció un 0,9 por ciento hasta los 2.059 millones. En este sentido, la Comunidad representó en el ejercicio de estudio el 3,5 por ciento del gasto total en I+D interna relacionadas con la biotecnología en España, muy lejos del 30,4 por ciento de Cataluña –626,4 millones de euros– y el 25,4 por ciento de Madrid –552,8 millones–, que se sitúan a la cabeza del país en este ámbito, según los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y recogidos por la Agencia Ical.

Este informe destaca además que el personal dedicado a la I+D en biotecnología ascendía en el año 2020 en Castilla y León a 1.693,6 puestos a jornada completa. En este ámbito, a diferencia de lo ocurrido con la inversión, la Comunidad anota un crecimiento del 1,25 por ciento respecto al ejercicio anterior (20,8 puestos más). Por géneros, las mujeres asumieron 948,1 de esos puestos –algo más de la mitad–, con un descenso del 5,1 por ciento frente al año precedente. Del total de personal, había 1.205 investigadores, un 5,4 por ciento más que el ejercicio anterior, de los que las mujeres se encargaron de 608,2, con un descenso respecto a 2019 del 0,9 por ciento.

El estudio del INE precisa también que el gasto en I+D interna relacionadas con la biotecnología del sector empresarial se situó en la Comunidad, en 36,9 millones de euros, con una caída del 14,1 por ciento. Esta cuantía representó el 4,1 por ciento de los gastos internos totales en I+D en España. Las empresas contaban con 454,4 empleados dedicados a la I+D en biotecnología, con un retroceso del 12,6 por ciento respecto al año anterior. De estos trabajadores, se dedicaban propiamente a investigar 178,2, con un crecimiento del 24,9 por ciento. Las mujeres asumieron 257,6 puestos equivalentes a jornada completa, con 97,4 investigadoras.

Por último, el gasto del resto de sectores en la Comunidad –Administración pública, enseñanza superior y las instituciones privadas sin fines de lucro–, se situó en 35,1 millones, con un tímido avance del 0,9 por ciento. Esa cifra representó el 3 por ciento del gasto interno en I+D en el conjunto nacional. El personal empleado por estas sumó 1.239,2 puestos a jornada completa, un 7,5 por ciento más.