scorecardresearch

Bamba lo ganó sobre la bocina

Emilio Magdaleno
-

El EasyCharger Palencia se llevó un partido complicado gracias a una canasta de Bamba Fall en el último suspiro. Los de Rivero estuvieron poco acertados pero se conectaron tras el descanso

Momento en el que el veterano pívot anotaba la canasta ganadora - Foto: Óscar Navarro

Está hecho de buena pasta el EasyCharger Palencia de Pedro Rivero y en la mañana de ayer lo volvió a demostrar, al llevarse un partido muy espeso en el último suspiro.

Bamba Fall, con la última de sus siete canastas (17 puntos) dio el triunfo a los morados ante el Palmer Alma Mediterrànea, cuando la prórroga del choque ya parecía destinada a jugarse.

A pesar de ser domingo,  el Pabellón Municipal contó con una buena asistencia para presenciar este choque, que empezó con un EasyCharger Palencia muy gris, desacertado en el tiro y asumiendo duelos individuales que perdía continuamente.

El conjunto balear, por su parte, encontraba tiros con comodidad, y en las talentosas manos de gente como el alero Wesley Van Beck (30 puntos y cinco de ocho triples), se convertían en canastas con frecuencia.

Tras una pérdida no forzada de Prince Ali que rubricaba el 6-10, Pedro Rivero pedía el primer tiempo muerto para cambiar lo que no estaba funcionando. Se entonó levemente el EasyCharger, que mostró mejor cara, la suficiente para que los mallorquines no se marchasen en el marcador al final del primer cuarto.

En el segundo volvió la espesura a los morados, que vieron cómo  los visitantes se ponían 12-27 tras otro ataque desde fuera del perímetro de Van Beck, en un parcial de 0-11. Pavelka rompió la mala racha y Speight (el mejor ayer) reducía aún más las distancias  con un triple, hasta el 17-27.

La defensa alta funcionaba a los de Rivero, con un Chuso González que disputó valiosos minutos e insufló oxígeno a su equipo, pero cuando parecía que el mal sueño se quedaba atrás, los visitantes volvían a alejarse en el electrónico. Esta tónica continuó hasta el descanso.

Arrancó el tercer cuarto vibrante pero con ambos equipos desacertados. Un triple de Blumbergs rompía la monotonía. Le seguía Juan Rubio con otros dos y el EasyCharger se veía por primera vez aventajado en el electrónico. Acababa el tercer cuarto  a iguales después de un gran tapón a Bamba Fall, mientras que Mendy fallaba una canasta cantada.

De esta forma, empezó el último período con mucha tensión y el partido se convirtió en un intercambio de golpes con Speight y Fjellerup (recuperado recientemente de un traumatismo craneal) como jugadores más valiosos de palentinos y palmesanos, respectivamente.

Tras un tiempo muerto de Rivero a falta de un minuto, Chumi anotaba un triple vital con treinta segundos por jugarse, e igualaba una canasta visitante poco después. En la última jugada del partido, con apenas un segundo por disputar, conectaron Speight y Fall, los mejores de los morados ayer, para encestar la canasta ganadora.